Las declaraciones del hijo de la Presidenta Sebastián Dávalos, en el marco de la investigación por tráfico de influencias en el denominado caso Caval, provocaron un fuerte remezón en el oficialismo. En sus declaraciones, Dávalos apuntó al ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, hombre de confianza de Bachelet, y a varios de los personeros del PPD que integran el grupo denominado  G90, entre los que destacan el ex ministro de Ricardo Lagos y de Bachelet en su primera administración, Sergio Bitar, el  senador Guido Girardi y varios más.

Girardi no esperó para “disparar” de vuelta indicando que “lo que está haciendo (Sebastián Dávalos) es eludir su responsabilidad, responsabilizando a (Rodrigo) Peñailillo, está diciendo que todo esto es una operación de Peñailillo contra él. Pero aquí no hay ninguna operación contra él de nadie, porque este es un tema que está en el ámbito de la investigación del Ministerio Público”.

El parlamentario agrega que “lamentablemente acá hay un intento de eludir responsabilidades”, porque “nosotros no teníamos ningún conocimiento del caso Caval. De hecho yo me enteré por la prensa“, enfatizó.

Girardi remató señalando que las declaraciones del hijo de la Presidenta “las intento interpretar como una clara señal de eludir responsabilidades”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí