China aprueba controvertida ley antiterrorista pese a críticas EE.UU.

0
255

China aprobó hoy una ley antiterrorista que ha generado críticas por parte de Estados Unidos, que considera que contiene disposiciones intrusivas respecto a empresas tecnológicas.

La medida fue aprobada por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, informó Xinhua.

El presidente estadounidense, Barack Obama, el departamento de Estados y la Cámara de Comercio norteamericanos han criticado que la ley exija a las empresas tecnológicas extranjeras que permitan al Gobierno chino el acceso a los códigos de encriptación y puertas traseras de sus programas de software.

Según Washington, esa medida limita la libertad de expresión y de religión, además de obstaculizar el comercio y la inversion de Estados Unidos en China.

Sin embargo, Pekín asegura que las compañías tecnológicas no tienen nada que temer y que Estados Unidos no tiene derecho a intervenir en esta cuestión.

“Siempre es la gente inocente la que que es víctima del terrorismo y el extremismo, y por eso el Gobierno chino está adoptando medidas concretas para proteger a su pueblo, incluidos los estadounidenses que disfrutan de las Navidades en el barrio Sanlitun de Pekín”, apunta un editorial del periódico estatal Global Times en su edición en inglés.

El jueves la Policía de Pekín emitió una alerta amarilla de seguridad, aumentó las patrullas policiales armadas y cerró el concurrido distrito de bares y compras de la capital china. Los Gobiernos de Estados Unidos, Francia, Australia y Reino Unido advirtieron a sus ciudadanos de posibles amenazas en Pekín durante la Navidad.

La ley antiterrorista fue adoptada un día después de que el Ministerio de Exteriores chino anunciase la expulsión de una periodista francesa acusada de “hablar a favor del terrorismo”.

En un artículo publicado en noviembre la corresponsal del “Nouvel Observateur”, Ursula Gauthier, afirmó que la solidaridad mostrada por China tras los atentados de París no carecía de “motivos ocultos”, en particular por el deseo de aprobación de Pekín en la campaña antiterrorista que lleva a cabo en la región autónoma de Xinjiang.

Los compañeros de Gauthier se oponen a la orden ministerial que obligará a la periodista a abandonar el país a final de año. “Insinuar que Gauthier apoya el terrorismo es una afrenta personal y profesional especialmente indignante”, afirmó el Club de Corresponsales Extranjeros de China.

En Xinjiang se viven tensiones entre las autoridades chinas y la población han, por un lado, y la población musulmana uigur por otro, que se siente discriminada.

Gauthier escribió que un episodio violento que se vivió en la región en noviembre era más bien un problema interno que terrorismo internacional. Tras ello, los medios estatales lanzaron una campaña en contra de la periodista, publicando su fotografía y dirección en Internet. Al parecer, la reportera también recibió amenazas de muerte.

Los periodistas extranjeros tienen restringido el acceso a Xinjiang, lo que dificulta las posibilidades de poder informar de forma independiente sobre los enfrentamientos entre los uigures y las fuerzas de seguridad chinas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí