Michelle Bachelet: “Este es el peor año de mis mandatos”

0
269

Como “el peor” año de los seis que ha gobernado, calificó la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, este 2015, el cual se ha visto marcado por una baja significativa en la evaluación popular dada a conocer por las encuestas de opinión.

Así lo señaló en entrevista con Publimetro, cuando al ser consultada sobre si este era el peor de sus periodos, la Mandataria dijo que “claramente” así era. A continuación el detalle de la entrevista.

¿Este es el peor de sus seis años de mandato?

Claramente, hasta ahora, es el peor. O sea, estoy esperando el 31, que  vaya todo mejorando. No me refiero a mi evaluación en las encuestas, sino que vayamos teniendo los frutos de las cosas que estamos haciendo para que vayamos mejorando la vida de nuestros compatriotas.

¿Hay un corte del lazo afectivo con la gente que está reflejado en las encuestas?

Yo tengo una encuesta en terreno que me dice una cosa totalmente distinta.

Pero no la Adimark y la Cadem…

La relación directa con la gente es tan buena como siempre… Hay gente que lo que dice es… un caballero el otro día decía que “la apoyaran harto para que ella tuviera la alegría que tenía antes”, parece que me encuentran menos alegre…

Esa tristeza claramente tiene sus razones…

Ha sido un año duro desde todo punto de vista, no me puedo estar jajajeando todos los días. Pero trato de tener buen sentido del humor. No digo que las encuestas no digan cosas ciertas y a lo mejor la gente me ve más lejana pero cuando estoy en terreno -y trato de ir lo más posible- la gente dice “es la misma de siempre”, “tan cercana”, porque yo soy así.

-¿Cómo se gobierna con una crisis de confianza generalizada en las instituciones?

-Sí claramente hay una crisis de confianza, aunque siempre sostengo que es una enfermedad crónica reagudizada. Todos los estudios del PNUD, de universidades, muestran que los chilenos somos desconfiados, tenemos una estructura que, no me atrevo a hacer toda una hipótesis, se ve en múltiples situaciones. Y este año han pasado cosas que han hecho que esta falta de confianza sea muy fuerte, muy amplia. -¿Cómo se gobierna?, bueno, es más complejo. Yo siempre supe que no iba a ser fácil, pero también uno lo puede ver como una tremenda oportunidad. Primero, descubrir que no somos perfectos, que nuestra democracia tiene temas que mejorar, entonces yo opté desde el comienzo de mirarlo como una oportunidad en el sentido de hacer todos los cambios legales, aumentar las exigencias, aumentar los niveles de transparencia, de manera que -por decirlo así- sea mucho más duro, infringir las normas.

-Hemos planeado la pérdida del escaño si un parlamentario nocumple con las leyes de financiamiento de las campañas. Lo que hemos hecho es decir sí, aquí tenemos un problema, pero enfrentémoslo y tomemos las medidas que se requieren para ello. Y, en ese sentido, estamos con la agenda anticorrupción, anti conflicto de intereses, pro probidad. Está el perfeccionamiento de nuestra democracia para que nuestros partidos políticos sean más transparentes.

-Pero cree que ha sido suficiente, Finalmente la ciudadanaquiere ver responsables en la cárcel.

-Aquí hay dos cosas distintas. Todo aquello que requería ir a la justicia está en manos de la justicia y lo que ha hecho el Gobierno es colaborar con todo lo que sea necesario, pero atendiendo la independencia y autonomía tanto de la fiscalía como de los tribunales. Hemos hecho lo que está en nuestras manos hacer.

Ahora en enero se van a ver los proyectos aprobados en mayor cantidad. Hasta ahora hemos aprobado proyectos más pequeños. Está todo avanzando rápidamente y nos va a permitir tener instituciones con mayor exigencia porque estoy segura que la ciudadanía ya no tolera privilegios ni lados oscuros en ninguna institución.

Soy una convencida de que el Proceso Constituyente va a ser un momento donde las élites puedan acercarse a las personas que van a participar en esto, y ser un espacio de encuentro, de debate, de discusión, incluso como de expresión del malestar que puede existir y hacerse cargo de eso.

Y por eso para nosotros el famoso Consejo Ciudadano era clave. Porque justamente a mucha gente le ha costado entender que este no es un proceso de arriba a abajo, sino que tenía que ser un consejo de abajo hacia arriba, porque no hay que ser un experto en Constitución para imaginar el país que uno quiere vivir y por eso queríamos que fuera bien variopinto.

Y el rol de ellos no es escribir la nueva Constitución sino estar en los distintos lugares, participar y asegurar que el proceso sea fluído que no esté copado por un grupo u otro, que haya diálogo efectivo de debate. Por eso les pedimos que sean como veedores, que observen, que vean que las cosas estén pasando correctamente, como debe ser.

Estaba ligando esto a lo que dice Héctor Soto en su columna de La Tercera: ¿Este es el año del fin de los poderes fácticos en Chile?

Creo que ha sido un año de gran transparencia, de situaciones muchas de ellas que no nos enorgullecen a ningún chileno. No sé si me atrevería a decir que este es el fin de los peores fácticos, pero creo que -sin duda- somos una sociedad más madura y más transparente. Porque si  no lo fuéramos probablemente ninguna de estas cosas se sabrían. Y están en los cauces que correspondan institucionales y creo que eso nos habla de una sociedad más madura que puede estar molesta, dolida, que puede no gustarle cosas.

No sé si es el fin de los poderes fácticos, pero  lo que si está claro es que la gente en Chile no aguanta la falta de transparencia, los abusos, los privilegios. La gente no está disponible para eso. Y eso habla bien de Chile.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí