Orpis juró a la fiscalía que devolverá fondos malversados al Congreso

0
143

“Reconozco que apliqué a usos propios parte de los dineros que se me asignan para el pago de asesores legislativos”. Con esa frase, el senador UDI Jaime Orpis admitió ayer ante la fiscal Ximena Chong, haber incurrido en el delito de malversación de caudales públicos. 

En su quinta declaración entregada al Ministerio Púbico en el marco del caso Corpesca, Orpis fue interrogado respecto a los fondos que la fiscalía considera que el senador defraudó al Fisco.

“Infringí la obligación que pesaba como administrador de tales recursos, de aplicarlos solo para el pago de asesores y no para fines distintos”, admitió Orpis, señalando que fueron cinco los asesores a quienes les solicitaba abultar el monto de sus boletas presentadas ante el Congreso.

En la misma  declaración, sin embargo, el parlamentario que además enfrenta imputaciones por delitos de cohecho, facilitación de boletas falsas y lavado de activos, se comprometió a restituir el total de los dineros malversados.

“Mi intención es proceder a reintegrar la totalidad de tales dineros que fueron usados  para fines propios o ajenos”, aseguró el senador UDI.

Es así como Orpis debería pagar cerca $180 millones.

Según fuentes vinculadas a la investigación, el senador se encuentra buscando fuentes de financiamiento para la restitución de los dineros, esperando hacer un primer pago en las próximas semanas.

Confesiones

-Orpis explicó que el uso de esos recursos tenía fines políticos. “Reconozco que tales dineros  se utilizaron con fines políticos, financiando diversas actividades de esa índole”, dijo.

-Reconoció que en el caso de su ex colaboradora Lorena Lara, las asesorías no fueron reales. “Ella no prestó asesorías y, por tanto, no tengo los informes”, señaló.

-Explicó que era él quien solicitaba  a sus asesores emitir boletas al Senado por montos superiores a los reales, los que incluso denominó como “sobreprecios”. “En el caso de Javier Jara y Bárbara Molina, ellos realizaron trabajos para mí, pero en algunos meses emitieron boletas por montos superiores a la remuneración pactada y por instrucciones mías”, afirmó.

Respecto al fin último de algunos de estos fondos que eran restituidos por sus asesores en una de las cuentas de su secretaria más directa, el senador dijo que se gastaban en campaña. “Me refiero a todo lo que significa el manejo de la región, todos los gastos de la actividad de la región o ayudas para la comunidad”, señaló.

Tras haber admitido estos delitos y comprometer la restitución del dinero, el senador y su defensa apuestan a conseguir atenuantes en caso de buscar una salida alternativa al juicio oral. Eso, además de  apuntar a una eventual rebaja en las medidas cautelares en su contra a la hora de ser formalizado.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí