Yarur confirmó aportes “por debajo” de BCI a campaña de Golborne

0
259

El presidente y controlador del Banco de Crédito e Inversiones (BCI), Luis Enrique Yarur, acudió ayer a la fiscalía Oriente para declarar en torno a presuntos aportes irregulares a campañas políticas.

En la diligencia, a cargo del fiscal regional encargado del caso Penta, Manuel Guerra, Yarur reconoció haber entregado aportes a la campaña del ex candidato presidencial de la UDI,  Laurence Golborne.

Su confesión surge a partir de la declaración  entregada hace algunos meses al Ministerio Público por  el empresario Tomás Carrasco, dueño de las empresas  Siglo Outsourcing y VSA. En esa oportunidad, Carrasco reveló que el banco BCI había  aportado $10 millones a la campaña del ex ministro de OO.PP. de Sebastián Piñera, a través de facturas facilitadas por una de sus empresas.

La fiscalía sin embargo, convocó a Yarur para interrogarlo en calidad de imputado respecto de la rectificación que realizó la institución bancaria en abril pasado ante el SII. Esto último, atendiendo a un llamado realizado por el ente recaudador para efectuar una autodenuncia respecto a todos los servicios cuyos respaldos no fueran hallados.

Fuentes indican que la fiscalía habría consultado al ejecutivo por todos los emisores de boletas y facturas rectificados ante el SII.

De acuerdo a fuentes ligadas a la investigación, la fiscalía posee,además, las rectificatorias de las otras empresas que el empresario Carrasco involucró en su declaración con aportes a Golborne.

En esa oportunidad, Carrasco detalló el nombre de todas las empresas a las que VSA facturó a petición del Golborne, asegurando, además, que al ex ministro lo conoce hace más de dos décadas.

Empresas involucradas

Entre las empresas señaladas, Carrasco incluyó a Ripley,  a quien se le emitieron tres facturas por un total de $15  millones, a Inversiones Caburga -ligada a la familia Said Somavía- a cuya empresa VSA le facturó $ 20 millones. Además, señaló una factura por $ 5 millones a nombre de la acerera CAP y otras por   otros $ 5 millones para la empresa de bebidas y alimentos Watt’s. También habló de dos facturas por $12,5 millones a Inmobiliaria Ecomac, de la familia Mas; y $ 2 millones a GT Advisors, de Guillermo Tagle. Eso además de mencionar dos sociedades ligadas al grupo Hurtado Vicuña: Inversiones Paso Nevado e Inversiones Longovilo, con pagos por $ 25 millones cada una.

Y por último, el empresario confesó haber emitido una factura por $20 millones a Inversiones Santa Virginia, sociedad ligada a la familia Said Handal, pero desde su empresa Siglo Outsourcing.

En total, según el testimonio de Carrasco, a Golborne se le facilitaron facturas por un monto cercano a los $160 millones, cuyo fin era pagar honorarios a personal de su campaña.

Yarur ya había sido requerido por la fiscalía en octubre de 2015, cuando en calidad de testigo fue citado por aportes al senador  UDI Iván Moreira. En esa ocasión el ex fiscal nacional, Sabas Chahuán, explicó que esos aportes a Moreira no eran constitutivos de delitos, puesto que habían sido realizados desde su patrimonio personal y no desde de las empresas de su propiedad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí