El lamento del líder de los empresarios: “Tiempos de cólera”

0
185

Este miércoles, aún con los restos de los hedores del incendio del relleno sanitario de “Santa Marta”, se publica en El Mercurio una columna que también expele un humillo, bajo el sugerente título “Tiempos de cólera” el presidente de los empresarios de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Hermann von Mühlenbrock, reclama por el enojo y enfado ciudadano contra sus representados, algo así como el refrán popular “pagan justos por pecadores” apelando a que prevalezca la presunción de inocencia y culpando –en cierta forma- a la prensa como generador de la “mala onda” ciudadana contra los empresarios.

La columna de opinión publicada en la página A2 del decano, es una larga reflexión en la que se juntan los casos de colusión destapados, la corrupción en la política y de manera muy sutil pero clara responsabiliza a la prensa y a los tuiteros y redes sociales como generadores de la ira de la gente. Y hace un llamado a una tregua pero sin antes criticar a las autoridades que han criticado duramente el último escándalo de colusión que involucra a los supermercados.

Según el líder de la Sofofa “No se debe destruir la honra y la credibilidad de muchos antes de que la justicia haga su trabajo. En ese aspecto, el 2015 fue lamentable”.

“Para el empresariado –y, por lo tanto, para la Sofofa- no han sido tiempos de paz. Entre muchas otras cosas, algunas de nuestras empresas socias han debido enfrentar acusaciones de colusión y la consecuente sensación de abuso que estas generar”, reflexiona el presidente de los empresarios.

“Fuimos testigos de cómo una empresa chilena, confiando en el sistema jurídico, se autodenunció cuando descubrió en su interior malas prácticas, asumiendo las consecuencias que le generaría. Corresponde condenar con dureza los actos que atentan contra el libre mercado y la transparencia, pero también debemos ser capaces de reconocer el mérito de quien, al identificar los hechos, hace todos los esfuerzos por dar término a estos y remediar el daño causado”, sostiene el presidente de la Sofofa.

“La presunción de inocencia es clave. Tenemos que detener nuestros pre-juicios, rabias, y acusaciones destempladas. Debemos partir desde la base de la presunción de inocencia, confiando en nuestras instituciones y en las determinaciones que tome la justicia. Por esa razón, no corresponde que autoridades condenen con tanta dureza a los supermercados antes de ser juzgados por los tribunales…” argumenta von Mühlenbrock.

“No se debe destruir la honra y la credibilidad de muchos antes de que la justicia haga su trabajo. En ese aspecto, el 2015 fue lamentable. La serie de acusaciones contra parlamentarios, empresarios, sacerdotes, políticos o sus familiares fue interminable y, muchas veces, muy sacada de contexto. Una vez generado un daño reputacional es muy difícil repararlo, aunque la justicia luego determine la inocencia del acusado”, sentencia Hermann von Mühlenbrock.

“Como Sofofa, hacemos un llamado al país a que dejemos a un lado el rencor que nubla nuestra mirada y avancemos hacia un reconocimiento de la grandes virtudes que tenemos”, señala el líder empresarial.

OPINIONSOFOFA

Otros párrafos “escogidos”
Von Mühlenbrock escribe: “Durante 2015, y en lo que va de este 2016, el malestar y el enojo han sido sentimientos palpables y visibles desde muchos puntos de vista: lo que se sienten injustamente acusados, los que sienten que no hay justicia, los que sienten que la autoridad no actúa, los que sienten que actúa con sesgo, los que sienten que tienen derecho a atacar públicamente y los que sienten que les han destruido su honra, entre otros”.

Luego continúa con su reflexión: “La ira no engendra buenos frutos…necesitamos generar urgentemente un cambio en nuestra forma de relacionarnos en todos los ámbitos.Las autoridades políticas, las de gobierno, el Poder Judicial, las iglesias, los líderes de opinión, los empresarios…la prensa, los tuiteros, somos todos responsables de generar rabia y tiempos de cólera, pero también debemos ser los responsables de generar los tiempos de paz”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí