La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) entregó el último balance respecto al monitoreo al incendio que afecta al cerro Divisadero, en Coyhaique.

El organismo sostuvo que el siniestro se mantiene “activo”, consumiendo cerca de63 hectáreas de plantación de pino.

Asimismo, la alerta roja continúa siendo la medida instaurada en coordinación de la Dirección Regional de Onemi, por los efectos que esta teniendo la emergencia desde el pasado 21 de enero.

A pesar de la propagación del fuego y de las condiciones meteorológicas presentes en la zona, no se han reportado daños a personas ni viviendas.

Sobre ello, el intendente Jorge Calderón sostuvo que “habla muy bien de la estrategia que hemos implementado, ya que la planificación ha funcionado”

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí