Las mejores canciones del siglo XXI – parte 2

0
192

25. Sufjan Stevens – Chicago (2005)
Subjetivamente podríamos elegir 50 canciones de Sufjan Stevens entre las 50 mejores del siglo, pero la referencia de ‘Chicago’ es tan universal y necesaria, que tenemos que quedarnos con ella. Uno de los grandes genios de la nueva era.

24. Tame Impala – Feels Like We Only Go Backwards (2012)
Solamente vamos para atrás, cariño. Este mensaje tan sencillo se enreda en una maraña lisérgica que nos transporta a donde quieren Tame Impala. Los australianos, referentes de la nueva psicodelia, han demostrado que quitando lo progresivo y destilando las melodías se obtienen joyas absolutas.

23. The Last Shadow Puppets – The Age Of The Understatement (2008)
Alex Turner excedió todas las expectaciones con Arctic Monkeys, pero su sociedad con Miles Turner en The Last Shadow Puppets debería estudiarse en todas las escuelas. Un disco tan desapercibido como necesario y un single, ‘The Age Of The Understatement’ que es una oda exquisita a todo lo retro.

22. Gnarls Barkley – Crazy (2006)
Antes de separarse y de que Cee-Lo cayera en desgracia, Gnarls Barkley eran el dúo más interesante del planeta. No era para menos, ya que Crazy, una joya de la fusión R&B y soul, se convirtió en la favorita de todos los críticos puñeteros. Hoy en día sigue sonando perfecta.

21. The Libertines – What a Waster (2002)
The Libertines eran unos gamberros necesarios que, para nuestra desgracia, duraron menos de lo que tardamos en reaccionar. Aún así, tenemos un par de discos para el recuerdo y entre todos sus trallazos, ‘What a Waster’ un tema tan simbólico como brutal. Dicen que aún no han firmado su última página. Veremos.

20. Beyoncé & Jay Z – Crazy in Love (2003)
La única mentira que nos contó Beyoncé es que no había vida después de Destiny’s Child. Pues casi nada. Su primera gran aparición en solitario, muy bien custodiada por Jay-Z, eso sí, resultó ser el megaéxito del nuevo R&B y se encargó de romper la pista de baile de manera sistemática hasta nuestros días.

19. The Black Keys – Lonely Boy (2011)
Dan Auerbach y Patrick Carney se mudaron al estrellato gracias a El Camino, un disco de puñetazos rock que era tan necesario como urgente para los tiempos que corrían. Como arma definitiva contenía ‘Lonely Boy’, una de esas tonadas pegadizas como un chicle en el pelo y bailable hasta la nausea.

18. Lykke Li – I Follow Rivers (2011)
Nadie representa también la canción dolor como Lykke Li. Una artista mayúscula, que en cada disco se supera y firma un tratado de pop emocional a la altura de muy pocos. De entre todas las maravillas de la sueca, ‘I Follow Rivers’ es una de esas canciones eternas.

17. Beyoncé & Jay-Z – Drunk In Love (2013)
Publicada casi por sorpresa, el primer exitazo del disco perfecto de Bey es una joya del nuevo R&B. SIn ningún fallo, y acompañada otra vez de Jay-Z, la reina del escenario volvió a callar bocas y a defender el trono como ninguna con esta oda al amor irresponsable de noches etílicas. Casi nada.

16. Eminem – Lose Yourself (2002)
Marshall Bruce Mathers III supo darle la vuelta al rap y acercarlo a un público que estaba sediento de tipos como él. Por un lado clásico y por otro irreverente, Eminem se consagró como artista definitivo en 8 Mile y, de paso, se lució con su banda sonora.

15. Metronomy – The Bay (2011)
Infravalorados hasta el exceso, Metronomy son una de esas joyas pop a las que todos tendríamos que venerar. Su disco The English Riviera, además de ser una de las cosas más elegantes de la música británica, incluye este increíble ‘The Bay’.

14. MGMT – Time To Pretend (2008)
La colección de himnos de MGMT en su debut parecía no acabar nunca. Con el tiempo y perspectiva, hay que reconocer que ‘Time To Pretend’ es una de esas canciones para toda la vida. Moderna, pop y altamente bailable.

13. Franz Ferdinand – Take Me Out (2004)
Fueron la sorpresa hace una década y ‘Take Me Out’ se convirtió haciendo ruido en el himno festivalero de aquellos años. Los de Glasgow han pisado fuerte más adelante, pero nunca han poidido superar su primer gran éxito.

12. Adele – Rolling In The Deep (2011)
Resulta que la reina del baile era una mujerona inglesa de 21 años y una voz insultantemente poderosa. A todas las generaciones les convenció Adele, y su apabullante ‘Rolling In The Deep’ se convirtió en el nuevo himno del soul. Seguimos esperando (demasiado) su nuevo advenimiento.

11. Arcade Fire – Reflektor (2013)
Los canadienses se salieron de toda zona de confort y contrataron a James Murphy como maestro del sonido. El resultado fue moderno y arrollador, y ‘Reflektor’, uno de los temazos más modernos y bailables de la historia.

10. The Strokes – Last Nite (2001)
La gran esperanza blanca venía de Nueva York y se había quitado todas las depresiones de los 90. Julian Casablancas y los suyos nos abrieron el siglo con Is This It, rock sin pretensiones y con un gusto exquisito. ‘Last Nite’ se elevó como uno de los temas imprescindibles del nuevo milenio.

9. Kanye West – Runaway (2010)
La música contemporánea sin él no tiene sentido. Orgulloso, barroco y obsesivo, no sabemos si Kanye West tiene más ego que calidad, pero nos consta que ambos son monstruosos. De su Beautiful Dark Twisted Fantasy podríamos poner el disco entero, pero nos conformamos con ‘Runaway’ que es simplemente perfecta.

8. Outkast – Hey Ya! (2003)
Si con Stankonia nos dieron el lujo, con su single ‘Hey Ya!’ rompieron todos los moldes y consiguieron el hype que se les había resistido. Andre 3000 y Big Boi sobrepasaron el sentido dance, R&B, rap y todo lo imaginable para firmar una de las cosas más divertidas que jamás hemos escuchado.

7. Amy Winehouse – Rehab (2006)
A estas alturas del partido, es una obviedad hablar de la importancia de Amy Winehouse en la música moderna y en la fusión de géneros vocales. El nuevo soul se encarnó en ella y ella, para nuestra desgracia, nos dejó demasiado pronto. Nos consuela ‘Rehab’, una de esas canciones eternas.

6. The White Stripes – Seven Nation Army (2003)
Si hay un himno que resiste el overplay como ninguno, ese es ‘Seven Nation Army’. La pareja White, en un continuo alarde de creación, nos dejó este hitazo histórico que suena en las pistas de baile, en los campos de fútbol y hasta en la boda de tu primo.

5. Justice vs Simian – We are your friends (2006)
Si tuviésemos que elegir un himno para todos los festivales del mundo, sería éste. Justice versionaron en estado de gracia una canción pop de Simian, por aquel entonces grupete pop que había pasado por el mundo sin pena ni gloria. Construyeron un trallazo de monumento con un vídeo fuera de lo normal. Hasta Kanye West se cabreó con ellos.

4. Kylie Minogue – Can’t get you out of my head (2002)
Cuando parecía que su época dorada hacía tiempo que había terminado, la reina australiana se rodeó de un elenco de productores para publicar el disco de dance definitivo. Lo consiguió, cerró bocas y nos regaló esta gloria de la pista de baile.

3. Sia – Chandelier (2014)
Sia, uno de los grandes backoffices de la música, se atrevió a saltar a la palestra con más vergüenza que miedo, y publicó uno de los discos más bonitos del año. Canción a canción, el concepto artístico quería superarse, pero ‘Chandelier’, el primer disparo, era simplemente perfecto. Una de las canciones de todos los tiempos.

2. Daft Punk – Get Lucky (2013)
Aunque sólo llevemos unos años, podemos definir ‘Get Lucky’ como uno de los himnos del siglo XXI. Electrónica para todos, disco vintage con gusto por el boato setentero y un derroche de bases y colaboraciones que podía haber quedado tan hortera como brillante. Quedó brillante. Brillantísimo.

1. The Postal Service – Such Great Heights (2003)
The Postal Service sólo puede ser entendido como una alineación cósmica. Estar en el tiempo y en el espacio en el momento necesario. Tan efímeros como imprescindibles, Ben Gibbard y Jimmy Tamborello nos dejaron para la historia una docena de canciones absolutas y la balada de todos los tiempos. ‘Such Great Heights’.

Si te gustó este listado de canciones, las puedes descargar a través de Spotify:

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí