El ministro de Defensa de Argentina, Julio Martínez, ha dejado en claro que la Casa Rosada ha definido para la Antártica ser una cuestión de “Estado” y para ello están reforzando su presencia en el continente blanco en la llamada campaña antártica 2016. Ministro de Defensa argentino…

Lo dicho por el ministro Martínez viene a adelantar –de cierta manera- lo que será el debate por la reclamación territorial que hacen varios países y que en el caso de Chile y Argentina, definen como propias áreas similares.

Recordemos que desde la firma del Tratado Antártico en 1959 todas las áreas ubicadas al sur del paralelo de 60º sur, y hasta el Polo Sur, 90º, han quedado internacionalizados y reservado al desarrollo de actividades científicas y técnicas.

La oficial agencia de noticias Telam describió una de las operaciones que está haciendo el gobierno de Macri por mejorar la presencia trasandina en la península antártica. Han comenzado con el proceso de restauración de la llamada “cas Moneta”, la primera construcción argentina en la Antártida, que data de 1905 y que el 2007 fue declarada como “sitio histórico nacional” y es parte de la actual campaña antártica argentina que se desarrolla en la Base Orcadas. La restauración de la casa-base tardará más de cuatro años.

“Su nombre es un homenaje al capitán Manuel Moneta, quien durante la década del ’20 participó en cuatro expediciones al continente blanco como técnico del Servicio Meteorológico Nacional, experiencia que plasmó en el libro “Cuatro años en las Orcadas del Sur” que sirvió para difundir el trabajo argentino en la Antártida”, describe la nota de Telam.

Fuera de servicio desde 1940, desde hace más de 21 años se dispuso que la casa sirva para la guarda y exposición de los testimonios materiales de los expedicionarios antárticos.

Casa Moneta, la primera base argentina levantada en 1905.
Casa Moneta, la primera base argentina levantada en 1905.

La restauración de la “Casa Moneta” es una de las misiones de la nueva Campaña Antártica de Verano que tiene como punto saliente la visita del buque Golovnin que abastecerá con alimentos y combustibles a las13 bases argentinas presentes en el continente, realizar el repliegue de residuos y efectuará actividades científicas.

Otro paso relevante que está preparando el ministerio de Defensa trasandino, es poder instalar en la base Carlini, un mini granja de cultivo hidropónico, para poder asegurar abastecimiento de verduras durante el invierno a las dotaciones de las bases. La idea es lleva adelante por la Dirección Nacional del Antártico sería ubicar un conteiner especialmente preparado para el cultivo en la base Carlini.

BasesMapa
Las 13 bases:

Argentina cuenta con seis bases que tienen actividad permanente en el Sector Antártico Argentino: Orcadas, Marambio, Carlini, Esperanza, San Martín y Belgrano II; y además hay otras siete bases de actividad temporaria que se denominan Brown, Matienzo, Primavera, Cámara, Melchior, Petrel y Decepción.

baseorcadas aa

Lo que Buenos Aires define como “Sector Antártico Argentino”
Por Ley Nº 15.802, del año 1961, la República Argentina, ratificó el Tratado Antártico firmado en Washington el 1 de diciembre de 1959. En este documento internacional, los Estados firmantes asumieron que es de “interés de toda la humanidad que la Antártida continúe utilizándose siempre exclusivamente para fines pacíficos y que no llegue a ser escenario u objeto de discordia internacional”.

La Armada argentina (ARA) define el llamado “Sector Antártico Argentino que es un área comprendida entre los meridianos 74° Oeste y 25° Oeste y el paralelo 60° Sur y el Polo Sur.

Administrativamente, para Argentina el área forma parte de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

El reclamo argentino sobre el territorio -que está en suspenso por aplicación del artículo 4 del Tratado Antártico- se basa en consideraciones históricas, geológicas, de presencia humana argentina continuada y de proximidad a la Argentina Continental Americana.

La superficie estimada de la Antártida Argentina es de 1.461.597 km², de la cual 965.314 km² corresponden a tierra firme.

La Antártida es considerada continente por el basamento, a diferencia del ártico que es sólo hielo. Las constantes nevadas engrosan una capa de hielo que supera los 2 mil metros de espesor y se acumulan hacia las costas, produciendo desprendimientos glaciarios; así es como van hundiendo con su peso el basamento rocoso.

La presencia Argentina en la Antártida inició en la segunda década del siglo XIX, cuando barcos provenientes del puerto de Buenos Aires navegaban a las islas Shetland del Sur para cazar focas. Mientras que hacia finales del mismo, Argentina brindó apoyo a expediciones extranjeras: Nordenskjöld, de Gerlache y Charcot, entre otras.

La presencia Argentina en la Antártida tiene más de un siglo. El 22 de febrero de 1904 se izó por primera vez el pabellón argentino en la Antártida, en Orcadas, iniciándose así su ocupación permanente y siendo los únicos allí durante los siguientes 40 años.

Por otra parte -explica un documento público trasandino-, los títulos de soberanía de Argentina sobre ese sector son múltiples:

1. Continuidad geográfica y geológica.
2. Herencia histórica de España.
3. Actividades foqueras.
4. Ocupación permanente de una estación científica desde hace más de un siglo: el Observatorio Meteorológico y Magnético de las Islas Orcadas del Sur, inaugurado en 1904.
5. Instalación y mantenimiento (previo a la firma del Tratado Antártico) de otras bases permanentes y temporarias en la península antártica e islas adyacentes; también en la barrera de hielo de Filchner, aparte de numerosos refugios en distintos puntos del sector.
6. Trabajos de exploración, estudios científicos y cartográficos en forma continuada.
7. Instalación y mantenimiento de faros y ayudas a la navegación.
8. Tareas de rescate, auxilio o apoyo, como el salvamento del explorador sueco Otto Nordenskjöld y del buque alemán Magdalena Oldendorf.
9. Presencia Argentina en tierra, mar y aire en todo el Sector, inclusive el mismo Polo Sur, alcanzado en tres oportunidades por aviones navales y de la Fuerza Aérea y por las expediciones terrestre del Ejército 90.

En 1969 la Patrulla Soberanía de la Fuerza Aérea llegó a la entonces Isla Seymour, donde construyeron la primera pista de aterrizaje en el Continente Antártico. Así, a partir del 29 de octubre de 1969, con la fundación de la Base Marambio, se rompió el aislamiento del continente”.

5-bases-antarticas-detalle_grande

aa marambio

antartida-chile-ffaa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí