El fiscal superior de Bolivia, José Manuel Gutiérrez informó la noche del lunes que el Departamento de Estado de los Estados Unidos admitió la solicitud de extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) y remitió los documentos al Departamento de Justicia norteamericano para evaluar los requisitos jurídicos del Ministerio Público de Bolivia y definir si extradita o no al exmandatario acusado en el país de genocidio por la masacre de octubre de 2003. La solicitud de extradición se hizo en noviembre de 2007.

“La extradición de Sánchez de Lozada, Sánchez Berzain y Jorge Berindoague habría pasado el primer filtro del Departamento de Estado y junto al memorial que presentó el Ministerio Publico con alegatos y alguna documentación habría sido también objeto de trasmisión hacia el Departamento de Justicia, dando el segundo paso del trámite de extradición conforme a los procedimientos que establece el Gobierno de EEUU”, dijo Gutiérrez.

El fiscal indicó que se ha dado un paso importante para que el trámite de extradición sea de consideración del ámbito judicial norteamericano y el mismo tiene que remitirse ante un juez de circuito, en cada uno de los distritos donde residen los imputados, a objeto de que se tome la decisión judicial de aceptar o no la extradición.
La autoridad judicial manifestó que no existen plazos de tiempo en el tratado de extradición con los EEUU, para determinar cuándo existiría una respuesta a esta petición de extradición.

“El tratado de extradición bilateral entre Bolivia y los EEUU no establecen ni plazos perentorios, ni efectos al respecto de paso del tiempo, esa es una normativa común en los tratados de extradición de diferentes países”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí