Ojo con Limonelo: es utilizada para aromatizar, pero puede ser peligrosa para la salud

0
348

Aunque el aroma a cítrico sea una fragancia cautivadora, es importante saber que también puede ser muy dañina para la salud. Así lo advirtieron especialistas del Real Colegio de Médicos, y del Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil del Reino Unido, luego de investigar los efectos provocados por la contaminación intradomiciliaria en la salud de las personas. Según la investigación, ese tipo de polución puede ser la responsable de la muerte de 99 mil personas al año en toda Europa. Pero no sólo se trata de la contaminación producida por calderas, chimeneas o estufas en mal estado, sino que también aquella proveniente de productos de uso diario como insecticidas, artículos de aseo, y los ya nombrados desodorantes ambientales y velas aromáticas. El problema con ellos es que contienen una sustancia denominada limonelo, que les da el característico aroma cítrico. Y aunque en su estado natural es inofensivo, si el limonelo se mezcla con otros elementos del aire, se convierte en formaldehído, un carcinógeno, que irrita ojos y piel, y provoca ataques de tos y náuseas. Según los especialistas, si bien los niños y las personas mayores son especialmente sensibles a la contaminación del aire, ésta puede ser perjudicial para todos los grupos etarios. “Ahora sabemos que la contaminación del aire tiene un impacto sustancial en muchas enfermedades crónicas, y que aumenta el riesgo de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares en personas susceptibles (…) Afecta el desarrollo del feto (…) Y se asocia a la aparición de asma en niños y adultos”, aseguró Stephen Holgate, quien dirigió el grupo de trabajo. Sin duda las velas aromáticas son las que generan mayor preocupación, luego de que los resultados de otro estudio realizado por la Universidad de York revelaran que éstas tienen concentraciones de limonelo 100 veces más altas de lo que antes se pensaba.

¿Cómo reducir los efectos?

Alastair Lewis, profesor del Centro Nacional de Ciencias de la Atmósfera de esa casa de estudios, recomendó ventilar muy bien las casas después de utilizarlas, para así eliminar el formaldehído que pueda quedar en el aire. Asimismo, Lewis señaló a “The Telegraph” que existen ciertas plantas que absorben los químicos tóxicos del aire. Éstas son la hiedra, los geranios, la lavanda y muchas especies de helechos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí