Evitar aguas estancadas cerca de los hogares es la principal recomendación que la doctora Muriel Ramírez, presidenta de la Sociedad Chilena de Epidemiología (SOCHEPI) y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte, entregó a la comunidad tras la decisión que tomó el Ministerio de Salud de declarar alerta sanitaria en Arica, al constatarse la presencia del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del virus Zika.

“Esta medida permite movilizar recursos con mayor rapidez y focalizar mejor la vigilancia epidemiológica, además de realizar acciones enfocadas en la educación de la comunidad, y sobre todo, en las medidas de prevención para evitar la reproducción y propagación del mosquito”, destacó la experta UCN.

En ese sentido, recomendó a la población “evitar el estancamiento de agua cerca de los hogares y la acumulación de basura, tarros y neumáticos en los patios, incluso, se deben cambiar y lavar diariamente los pocillos en los que se les da de beber a las mascotas”.

La presidenta de SOCHEPI hizo hincapié en que el mosquito Aedes Aegypti no sólo es vector del virus Zika sino que además transmite enfermedades como la fiebre amarilla y el dengue, por lo que su detección se vuelve muy compleja y se debe estar alerta ante posibles focos infecciosos.

“Aparecen los síntomas de un resfrío común, los primeros tres días se presenta un malestar general, dolores musculares, decaimiento y un poco de fiebre. Con el pasar de los días la situación se puede ir agravando dependiendo del virus que se está transmitiendo”.

Muriel Ramírez señaló que “es muy importante que la comunidad comprenda que aunque se haya descubierto el mosquito eso no significa, primero, que todos los mosquitos sean portadores del virus y, segundo, que su presencia sea sinónimo de enfermedad sino que hay que monitorear los posibles casos para ver si realmente estamos frente a ella”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí