Gobierno lanza proceso de diálogos ciudadanos sobre matrimonio gay

0
257

La Secretaría General de Gobierno ya tiene casi lista la idea de cómo sería un acto de lanzamiento en La Moneda de un proceso de diálogo ciudadano y con organizaciones sociales para preparar un proyecto de ley sobre matrimonio homosexual.

Existe una minuta titulada “Proceso prelegislativo del matrimonio igualitario”, en la que se detalla el plan tentativo del Ejecutivo para avanzar en esta iniciativa, que responde a un compromiso de campaña y a la demanda que recibió el Estado chileno en 2012 ante la Comisión Interamericana de DD.HH. Todo, bajo la coordinación de un “comité interministerial” encabezado por la Segegob e integrado por el Sernam y las carteras de Justicia y Segpres.

El texto lo redactó la Unidad de Asesoría Jurídica (UAJ) de la Segegob, en colaboración con la División de Organizaciones Sociales (DOS). Y en él se plantea realizar este acto, como fecha preliminar, en la semana del 16 al 20 de mayo. “Con el objetivo de comenzar el ciclo de debates sobre las implicancias de un proyecto sobre matrimonio igualitario, se realizará un acto público que permita darle realce a dicha discusión. En dicha instancia se convocará a representantes de los tres poderes del Estado y organizaciones de la sociedad civil vinculadas al tema”, se lee en el escrito, junto con enumerar los detalles: “Presentación de video, discurso de la Presidenta de la República y cóctel”. Y sobre el “perfil del acto”, se señala que se debe “preparar gesto o imagen que represente este proceso”, añadiéndose una propuesta de eslogan (“yo me caso con el matrimonio igualitario”) e imágenes en las que aparezcan “varias manos con argolla matrimonial en dedo anular, argollas todas diversas, unas de plata, otras de oro, otras de acero”.

Entre los invitados se enumera a los presidentes del Senado, de la Cámara de Diputados y de la Corte Suprema; a parlamentarios que han presentado proyectos de matrimonio igualitario; ministros y un representante del Instituto Nacional de DD.HH; además, personeros de la Comisión Interamericana de DD.HH, organizaciones y “músicos, actores y rostros de televisión”.

La minuta contiene un cronograma e instrucciones para desarrollar la etapa prelegislativa, que contempla un trabajo similar al proceso constituyente, con debates en todas las regiones a través de talleres, con moderadores y redacción de conclusiones para incorporarlas en el proyecto que enviará el gobierno al Congreso. Incluso, en el documento se incluye como probable fecha para la presentación del proyecto el 30 de julio de 2017. Si bien este cronograma es tentativo, de ratificarse coincidiría con lo que planteó la Presidenta Bachelet a la Fundación Iguales y a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile a mediados de abril, durante una reunión en la que -según los asistentes- se comprometió a sondear apoyos en el oficialismo para adelantar la iniciativa. “La marcha por el orgullo gay eventualmente se realizaría al día siguiente”, se lee en un comentario a pie de página incluido en el documento.

Cronograma de diálogos participativos

El cronograma comienza con una ronda de reuniones con diversos sectores, presentándose en la minuta un calendario que comienza el próximo lunes 9 y que finaliza el 24 de octubre. Este incluye, entre otros invitados, a la Fundación Iguales, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la Fundación Daniel Zamudio, el Centro de DD.HH. de la Universidad Diego Portales, Amnistía Internacional, la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica y la Fundación Jaime Guzmán. Hoy, en tanto, se hará a las 15.15 una reunión previa con la Fundación Iguales en el Edificio Bicentenario, en Teatinos.

Posteriormente, el gobierno realizará un seminario internacional e iniciará en enero de 2017 los “encuentros ciudadanos” o “diálogos participativos” en todas las regiones del país, siguiendo un detallado cronograma que se incluye en el documento (ver infografía).

La minuta establece, además, una detallada explicación del funcionamiento de esos encuentros. “Tiene una duración de 5 horas, permitiendo reunir a un grupo de personas (a lo menos 60) en un mismo recinto para que dialoguen respecto a un tema, analicen, debatan, tomen acuerdos y prioricen dichos consensos”, dice el documento, junto con señalar las diversas etapas, que incluyen acreditaciones, entrega de carpetas informativas, talleres de trabajo y moderadores (ver modalidad del proceso).

La parte final de esas actividades corresponde a un “plenario”. Sobre esto, el texto plantea lo siguiente: “se debe contar con la presencia de la autoridad. Idealmente deberían ubicarse en un escenario de cara a la audiencia, pero de modo tal que puedan seguir las presentaciones de los relatores. La idea es que los participantes vean una actitud de escucha activa de la autoridad”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí