Camila Vallejo presenta libro que parte en el Golpe y termina en la Revolución Pingüina

0
256

“Un peligro para la sociedad”, testimonio de un periodista que incomoda al poder, se trata de la autobiografía de Juan Pablo Cárdenas, la que ha sido reeditada por Random House Mondadori.

El libro, publicado por primera vez en 2009, se inicia con el golpe de Estado de 1973 y concluye con la Revolución Pingüina de 2006, en un relato que se ordena en dos partes, marcadas por la labor periodística durante la dictadura y luego en los años de la transición.

Camila Vallejo Libro

La presentación del libro contó con la participación de la diputada Camila Vallejo y del periodista Víctor Herrero, analista del Diario Electrónico de Radio Universidad de Chile.

Esta nueva edición añade un epílogo al texto original, en el que el autor relata algunos de los acontecimientos ocurridos luego de la edición del libro. Además, detalla lo que ocurrió cuando la publicación recibió el primer premio en el Concurso Escrituras de la Memoria, que entrega el Consejo Nacional del Libro y la Lectura: “Es un premio que me honró mucho en su momento, pero desagradó mucho al primer gobierno de Michelle Bachelet”, indicó Juan Pablo Cárdenas.

Juan Pablo Cardenas

“Eso significó que por varias semanas, sino meses, me postergaran la entrega de esta distinción y que no la hicieran como se hacía habitualmente, con una ceremonia en el ministerio de Cultura en Valparaíso. Lo postergaron y me lo entregaron entre gallos y medianoche, porque claramente los contenidos del libro desagradaron a las autoridades”, relató el director de Radio Universidad de Chile.

En tanto el Premio Nacional de Periodismo 2005 destacó que “Los países cambian cuando los pueblos adquieren conciencia. En Chile, por ejemplo, todavía tenemos una conciencia muy aletargada y hoy se producen una serie de estallidos sociales en todo el país, porque la gente está tomando conciencia, pero por muchos años vivimos postrados en la esperanza de que los políticos nos iban a salvar o resolver todos los problemas. Son los pueblos los que tienen que movilizarse y a eso contribuye el periodismo, por eso que a veces digo que es una profesión revolucionaria, porque siempre anda buscando el cambio”, añadió.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí