Director del Parque Metropolitano: “Hay tres casos en el mundo en que alguien se ha metido a recintos de leones”

0
306

“Manolo” y “La Flaquita”. Dos leones muertos. Ese fue el costo para salvarle la vida a Franco Ferrada, un joven de 20 años con sus facultades mentales perturbadas, quien trepó la reja e ingresó al recinto donde  habitaban tres fieras. El hecho ha conmocionado a la opinión pública y encendió la redes sociales, donde grupos de animalistas cuestionan la muerte de los animales,  la seguridad al interior del zoológico e incluso al existencia de estos lugares en el país.

Para Mauricio Fabry,  director del Parque Metropolitano y del cual dependen el Zoológico de Santiago,  se actuó de la manera correcta frente a un hecho inédito en los 90 años de vida del recinto. Nunca antes en Chile alguien cometió un acto de esta naturaleza y son muy pocos los casos similares ocurridos en el mundo.

Así respondió el veterinario, a las preguntas realizadas por el diario La Tercera:

Se ha cuestionado la facilidad con la que ingresó este joven al foso de los leones y que el techo  no estuviera sellado.

En muchos recintos, en EE.UU. y en la  mayoría de los zoológicos son abiertos, sin techo. Incluso en otros zoológicos dentro de Chile son abiertos. En los últimos 30 años, han habido tres casos en que  alguien se ha metido a recintos de leones, en Taiwán, en Buenos Aires, y en Barcelona, y ninguno de ellos tenía un techo.  Podría pasar en  cualquier edificio público que alguien se tire de una altura grande, pasa en el Metro… No sé si hay diseños que puedan recoger ese nivel de alteración psiquiátrica.

¿Se va a considerar este factor en la ampliación del zoológico que está en proceso, reforzando las áreas de los felinos?

Siempre se incluye la seguridad, y también la experiencia del visitante, es algo que vamos a revisar, por supuesto, pero será difícil diseñar algo contra actos que son premeditados y con este nivel de decisión y alteración de la conducta.  Una persona que se sube a un muro, que trepa una reja,  se sube a un techo, corta la reja y se tira de cuatro metros de altura, es el acto de una persona que está fuera de sí. La pura caída le pudo haber costado la vida. Pero vamos a revisar  nuevamente nuestros protocolos y sistemas de seguridad.

¿Hubo demora desde que el hombre se lanza a la jaula hasta que se decide disparar?

Es importante aclarar que los elementos de contención química y el arma de fuego llegaron en menos de tres minutos y medio. Parecen minutos bajo el agua por la desesperación,  pero no conozco ningún procedimiento que permita evacuar a las personas como lo hicimos y llegar con los dardos y con el arma de fuego en un tiempo menor que ése. Es bastante bajo de acuerdo a los registros que tenemos.

¿Quiénes son los tiradores autónomos?

Son los mismos cuidadores que se han capacitado, tiene una certificación para usar armas de fuego. Por eso es tan terrible para ellos el tener que disparar. Manolo nació acá y La Flaquita fue rescatada desde un circo,  desnutrida, a punto de morir.

¿La persona que se ve en los vídeos lanzando agua es la que disparó?

No, no es la misma. En cada turno existe una persona capacitada como tirador. El que tira agua es un cuidador que trata de disuadir a los animales, mientras llegaban los equipos de contingencia. De hecho logró separarlos, pero la persona vuelve a abalanzarse sobre el león. No funcionó ningún tipo de disuasión porque era la persona la que instigaba  a los animales.

¿El tirador autónomo de turno  lleva  el arma consigo?

No , eso podría provocar otro accidente. Estamos hablando de un zoológico, no es un lugar ni de guerra, ni de violencia. Aquí vienen niños, familias, colegios, es una situación súper límite y yo no justificaría que esté armada la gente. Lo que sí hay elementos disuasores, ya sea de ruido o gas pimienta, que los cuidadores tienen, pero que no se pueden aplicar a 20 metros, cómo lo sucedido el sábado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí