Por primera vez, el Ejército de Chile dispuso más de ocho unidades para la realización de un ejercicio inédito de compra y  venta de  adquisiciones a través de la Ley Reservada del Cobre.  El objetivo de la actividad se enmarcó dentro de las 14 medidas urgentes que el Alto Mando se comprometió a ejecutar para optimizar estos procesos y también, señalan desde la institución,  para enviar una señal a la ciudadanía que están dando pasos importantes en transparencia y modernización, tras el fraude con fondos de esta ley.

En cuatro días, se movilizó a más de un centenar de funcionarios que se congregaron en la Academia de Guerra del Ejército, entre los que habían generales, coroneles, mayores, suboficiales, cabos y empleados civiles. Todos ellos, mediante un juego de roles, detectaron los principales nudos que hasta el inicio de la actividad se presentaban a la hora de comprar insumos.

A cargo de dirigir la misión de simulacro estuvo el general  Guido Montini, del Comando de Apoyo a la Fuerza (CAF), división a cargo de la adquisición de materiales y quien además fue el creador de la iniciativa.

La cita contó con la observación del Comando de Educación y Doctrina, institucional, quienes tuvieron como principal responsabilidad la identificación de falencias en la gestión para ir modificando la doctrina de los funcionarios. Esta es la primera edición del proyecto, el cual se repetirá a futuro.

Al término del encuentro, los participantes recibieron la visita del comandante en jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, quien compartió los principales resultados del simulacro. “Este ejercicio nos sirve para que la gente entienda que el Ejército aprende de sus errores. Estamos convencidos que esto nos da oportunidades como el incorporar tecnologías que nosotros tenemos para otros fines, pero que ahora podrán estar disponibles para todos los usuarios”, indicó.

Y agregó que la institución  está implementando una forma de automatización y contra chequeo rápido para que cuando se compre un determinado bien, se corrobore si ingresó o no a los almacenes del CAF y así, según el general Oviedo, “se estaría aminorando la posibilidad para que una persona pueda defraudar una factura”.

Asimismo, al final de  su intervención, Oviedo le informó a los participantes que en septiembre debe estar operando en cada oficina del Ejército, el Sistema de Gestión Logística (Sigle) el cual comenzó a operar como marcha blanca desde inicios de 2015. Sin embargo, aclaró que después de ese mes los funcionarios que no utilicen el sistema incurrirán en una falta.

Al respecto, el presidente de la Comisión Investigadora del fraude en el Ejército, el diputado Jaime Pilowsky (DC), señaló que “llegó la época de pasar de archivos Excel, utilizados para el manejo de los fondos de la ley reservada, a la implementación de sistemas seguros y confiables que permitan una correcta utilización de los recursos destinados a la Defensa Nacional”, y dijo que valora “la decisión del general Oviedo para aprovechar una crisis y convertirla en una oportunidad de modernización”.

En esa línea, el coronel Sergio Sagredo, del CAF, dijo “como en toda organización grande los cambios son lentos entonces adaptar todos estos procesos que en mucho tiempo se llevaron en libros, tablas, cuadros, a un mundo totalmente digital es un cambio paradigma importante”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí