Estudiando entre pañales en la Universidad

0
188

Está claro que el desafío de ser madre es uno de los más importantes y absorbentes que puede experimentar una mujer, más aún cuando se es estudiante, porque compatibilizar ambos roles no es fácil. Cuando esto ocurre en la etapa de la educación superior, y a pesar de los avances en materia de redes de apoyo estatal y legal para universitarias en estas condiciones, la experiencia pone a prueba el gran esfuerzo que las jóvenes deben hacer por cumplir con las obligaciones académicas.

“Estudiar estando embarazada o criando hijos pequeños es la vivencia de un número importante de alumnas en las Universidades del país y también en la nuestra, las que tienen el desafío de desempeñar su rol de mamá y, paralelamente, procurarse los tiempos necesarios para estudiar y sacar adelante su carrera, requiriendo complementar día a día ambos aspectos para ir así construyendo su proyecto de vida”, comenta Soledad Sepúlveda, psicóloga del Departamento de Psicología de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Pacífico.

Por lo mismo, es necesario que ellas puedan contar con redes de apoyo y que quienes conocen casos como éstos, puedan además brindarles ayuda y compañía. “Cuando alguna compañera o alumna vive esta situación, debemos saber que ésta es una experiencia que demanda mucha energía, dedicación y estar disponible, en un continuo proceso de aprendizaje y entrega. Por ello es clave saber que el compatibilizar ambos roles pasa por recurrir a otros”, agrega la especialista.

En este sentido, la psicóloga hace un llamado a las madres universitarias a activar las redes con personas cercanas. “Un grupo relacionado a la capacidad de aportar una ayuda, orientación, refuerzo y apoyo, ya sean familiares, el padre del bebé, la familia del padre, amigos, compañeros, profesionales de la universidad u otros significativos”, indica.

Otra de las estrategias que estas mujeres deben considerar es el desarrollo de la flexibilidad. “Es posible que necesite ajustar las metas, estudiar en horarios y lugares antes impensados o tener en cuenta la necesidad de que en algunos períodos deben tomar menos asignaturas para poder cumplir con ambos roles de una manera adecuada y cuidando la salud”, advierte Sepúlveda.

Asimismo, es positivo volver a planificar los tiempos y hábitos de estudio. “En esto es bueno revisar los hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje junto con especialistas o tutores presentes en las mismas casa de estudio”, plantea la profesional.

También es una buena idea participar en grupos de apoyo. “Es beneficioso conversar con amigos y familiares sobre los sentimientos y los aspectos positivos y dificultades del proceso de ser madre y de la crianza”, comenta.

Para quienes rodean a estas estudiantes, también hay algunos consejos. “Se puede apoyar a una alumna que está embarazada o que es mamá, escuchando sus inquietudes sin juzgar, empatizando con sus sentimientos, flexibilizándose al trabajar en grupo en momentos de coordinar acciones, horarios de reunión, lugar, duración de los encuentros, compra de materiales etc.; prestando los apuntes, bibliografía o materiales, y estando atentos a sus necesidades específicas, pues cada experiencia es particular y requiere de apoyos personalizados”, afirma la psicóloga de la Universidad del Pacífico.

 

Apoyo desde la casa de estudios

De acuerdo a la Ley General de Educación y en relación a la Protección del embarazo y la maternidad , estar embarazada o ser madre en ningún caso constituye un impedimento para ingresar y permanecer en los establecimientos de educación de cualquier nivel, los cuales deben otorgar facilidades académicas y administrativas que permitan el cumplimiento de ambos objetivos.

Sin embargo, son muchas las instituciones que van más allá de dichas obligaciones con la idea de auxiliar a sus estudiantes embarazadas o a las que ya son madres, con una contención que les brinde la seguridad de poder avanzar académicamente en forma tranquila y sin interrupciones.

“En el caso de la Universidad del Pacífico contamos con una red de apoyo institucional conformada por las psicólogas del Departamento de Psicología Estudiantil de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, por directivos y profesores. Entre otros, se dan beneficios de asistencia, para apoyar a nuestras estudiantes en este relevante proceso, y de desarrollo integral, que incluye también espacios de comunicación y de participación a los estudiantes que son padres”, sostiene la psicóloga de la U. del Pacífico, Soledad Sepúlveda.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí