Modelo exige millones de dólares para gastos en ropa y joyas en juicio de divorcio

0
241

Christina Estrada, fue imagen de Pirelli en 1993 y de profesión, modelo. Su ex – marido el Sheikh Walid Juffali, jeque y polígamo desde que se casó con otra, sin consentimiento de Estrada pero con el de las leyes de Arabia Saudita. De acuerdo a medios ingleses Estrada ha explicado los motivos por lo que no ha aceptado un ofrecimiento inicial de unos 37 millones de libras ( alrededor de 44 millones de dólares ) y pide casi 300 millones de dólares más firmada la sentencia.

8-Walid-Juffali-rex

“Soy Christina Estrada. Fui modelo internacional. He vivido este tipo de vida. Es a lo que estoy acostumbrada”, ha dicho frente al Tribunal Supremo de Londres tras detallar que su presupuesto en ropa es de “40.000 £, para los abrigos de piel, unas 109.000 £ para los vestidos de alta costura y 21.000 £ para los zapatos de temporada”. El presupuesto en ropa, redondeando, supera el millón de libras anual pero ella tiene otros problemas para los que pide justicia.

c19-Christina-2

Juffali le ha ofrecido en bienes inmuebles para contentar a la que ha sido su mujer durante 13 años: apenas un par de mansiones valoradas en tan pocos millones que la ex modelo ha tenido que explicarle al juez la circunstancia por la que es inadmisible aceptar “está por debajo del nivel de vida al que estamos acostumbrados y son demasiado pequeños para dar cabida al personal”, razona.

Mientras se desarrolla el juicio, la modelo esta hospedada en Eaton Square y entre los 55 millones que cuesta y los 6,5 que tendría que invertir en decoración, el presupuesto en vivienda, ya le ha dicho al juez, se le pone en unos 60 millones de libras esterlinas.

La modelo ha argumentado que su estilo de vida es tal, lo menos que necesitas es unas decenas de miles de euros para acercarte a Wimbledon y otros tantos para asistir al baile anual de Sir Elton John. Al parecer Estrada ha sacado bien las cuentas: A la casa de campo arrendada en vacaciones -medio millón más-, no se puede renunciar en según que estatus. Y alquilar un yate quince días sale, con tripulación, por otro medio millón. Pero es que la Suit Presidencial de Ritz para la visita habitual a Paris sale por 250.000 libras y eso sin contar con la habitación de la niñera que, entre unas cosas y otras, cuesta un ojo. ¡Cómo es posible que el padre de su hija no lo tenga en cuenta!

Un conocido periódico inglés contó que la modelo llegó a llorar en el estrado: Primero recordando una llamada de su adolescente “mamá, ¿es que voy a convertirme en una niña pobre?”. Y segundo cuando aseguró que la suya “es una vida dura y llena de responsabilidades”. Los abogados del Jeque han tratado de dejar su imagen por el suelo aludiendo que sus exigencias son desmedidas.

Christina Estrada no está dispuesta a caer en la trampa de justificarse por haber vivido como la jequesa que era, una mujer de la alta sociedad, el abogado de Juffali le preguntó:

¿Está usted reclamando 55.000 libras al año para 55 pares de botas y zapatos ¿No cree que eso es un montón de dinero?

–En realidad no. Eso es lo que cuestan. Esta norma es a la que estoy acostumbrada.

¿Y los 35 relojes que necesita? ¿Son necesarios o parte de una colección?

–Depende de lo que llevo puesto y tiene que ir a conjunto con mi ropa –contestó Estrada, tan estirada como la piel de su frente.

Lo que queda claro, es que ella y sus abogados tienen claro que pasado el amor el matrimonio es un contrato y quien lo rompe, ha de pagar.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí