La rebelión de los gendarmes: En campaña radial piden renuncia de Javiera Blanco

0
165

Este viernes, ha quedado de manifiesto el malestar y la rebelión de las organizaciones gremiales de Gendarmería de Chile. Uniformados y civiles al unísono piden la renuncia de la ministra de Justicia, Javiera Blanco. Cuestión que vienen manifestando desde el pasado 12 de julio, pero desde este jueves se tornó en una causa común de todos los gremios.

Pero sin duda, lo que llamó la atención este viernes es la ofensiva que tomo la Asociación de Directivos, Profesionales, Técnicos, Administrativos y Auxiliares de Gendarmería (Adiptgen) que inició una inédita campaña radial en la que piden públicamente la renuncia de Blanco, aumentando así la presión sobre la cuestionada secretaria de Estado.

Escuche lo que pide la Adiptgen:

El pasado 6 de julio, cuando estalla el escándalo por la pensión de retiro de Myriam Olate, la presidenta de la Asociación de directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares de Gendarmería de Chile (Adiptgen), Viviana Camilo, señaló que la pensión de Olate está muy lejos de la realidad de los funcionarios.

De hecho, los bajos sueldos son una parte de los históricos reclamos de los funcionarios, que en mayo pasado hicieron la última paralización durante 12 días, y que se levantó tras el compromiso del Ministerio de Justicia de mejorar la carrera funcionaria, explicó a un medio digital Camilo.

Viviana Camilo explica que el 82% de los 5 mil funcionarios civiles (que no usan uniforme) está a contrata, lo que los deja fuera de los privilegios que otorga la planta, a la que accedió Olate un mes después de iniciarse este gobierno y que le permitió pensionarse con tan alto sueldo a través de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca).
Una de las demandas históricas de los funcionarios de Gendarmería es terminar con las extensas contratas: “que los que están a contrata pasen a planta en forma progresiva. Tenemos un proyecto de planta que no han escuchado las autoridades. Está durmiendo en el Ministerio de Justicia”, asegura la dirigente.
Según explicó Viviana Camilo la iniciativa propuesta establece: “Que la gente que lleva más de ocho años a contrata pase a planta. Estamos hablando de 2 mil funcionarios que podrían pasar en tres años. El costo es de $8 mil millones, el 0,2% del presupuesto anual de Gendarmería”.

Pero hoy cualquier iniciativa esta en punto muerto dada el clima reinante entre Gendarmería y el Ministerio que están prácticamente en guerra y con una ministra duramente cuestionada pero blindada por La Moneda y un inusual apoyo parlamentario, a pesar de que los problemas de este sector se arrastran por décadas.

Una de las principales denuncias que hacen los gendarmes en su conjunto, es que la institución lleva años siendo un parcela que se cuotea políticamente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí