Octavio Paz en el análisis cultural y político

0
256

Desde hace más de tres lustros, mi mayor ídolo del mundo de las letras hispanoamericanas ha sido el Nobel mexicano Octavio Paz.

Su obra ha sido de la mayor influencia en mis ideas, no sólo en el ámbito político, por ser Paz un demócrata liberal, sino en el ámbito artístico, por tratarse un romántico apasionado.

De ahí que el análisis cultural y político de su obra se me haga tan interesante. Por ello, traigo a colación estos cuatro libros:

El primero, “Octavio Paz. La dimensión estética del ensayo“, de Héctor Jaimes (coord.) es una antología de estudios literarios de diversos académicos del mundo hispanohablante (incluido Chile), que abordan las distintas facetas estéticas en la obra de ensayo de este gran escritor.

l1

El segundo, “Una patria sin pasaporte. Octavio Paz y Francia“, de la literata francesa Fabienne Bradu (et al), es una compilación de artículos y discursos de distintas figuras públicas francesas sobre la vinculación de Paz con “la patria de los derechos humanos”. El libro incluye el discurso de recepción de Paz del premio Alexis de Tocqueville, entregado en 1989 por el entonces presidente francés, el socialista Francois Mitterand.

l2

El tercero, “El acto de las palabras. Estudios y diálogos con Octavio Paz“, del literato cubano Enrico Mario Santí, es una valiosa antología de sus escritos y prólogos a las principales obras del genio mexicano. Incluye el completo y estupendo estudio introductorio a la edición española del más difundido ensayo de Paz, “El laberinto de la soledad”.

l3

Y el cuarto, “Aire en libertad. Octavio Paz y la crítica“, de José A. Aguilar Rivera (coord.), es una recopilación de crónicas y ensayos de distintos escritores y académicos sobre la función crítica de Paz, tanto en su obra de ensayo y de poesía como en su rol de polemista político. Entre ellos, destaco la formidable crónica del escritor mexicano Héctor Aguilar Camín, marido de la afamada Ángeles Mastretta, que retrata el conflicto entre Paz y la izquierda.

l4

De los tres primeros libros, disfruté mucho las páginas dedicadas al ensayo “La llama doble. Amor y erotismo” (1993), que Paz escribió cuando estaba por cumplir 80 años de edad y que se lo dedicó al gran amor de su vida, la francesa Marie José Tramini, su segunda y última esposa, por la que dejó todo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí