Alineación de los planetas tiene de cabeza a los astrólogos

0
1170

Para el psíquico José Luis Caínzo, ve esto como un cambio y algo no tan favorable para la humanidad, especialmente cuando se dice que el mundo se podría acabar este viernes 29 de julio.

“Lo que pasa es que los polos magnéticos de la Tierra se invertirán, la inversión polar es un hecho, pero no para que se interprete como el final de la humanidad, lo que sí, podemos tener cambios importantes desde el punto de vista emocional y espiritual”.

reversion-campo-magnetico-de-la-tierra-tit-mn2

“En cuanto a la naturaleza, se podrán registrar Volcanes en erupción y asesinatos…. De todas formas, para quienes creen o no, sugiero ese día no salir, sólo si tiene que hacer algún trámite muy urgente; y si lo hace sea con la máxima precaución, recordemos que este cambio altera directamente la Psique de los individuos”.

Pero el cambio es algo tramposo, pues cambia periódicamente volviéndose más fuerte y luego más débil, moviéndose en derredor y aún cambiando totalmente su polaridad, no nos salvamos del impacto que este causa en la humanidad y que causaría este 29 de Julio. Aunque debo decir que la Tierra, ya sufre esta inversión magnética en menor escala y las consecuencias están visibles día a día, solo que este no se percibe.

Ahora si eres más escéptico, puedes aprovechar esta oportunidad para mirar el cielo y disfrutar de este espectáculo espacial que no se repetirá hasta el 8 de septiembre de 2040, cuando estén a 9,3 grados del cielo.

Si te encuentras en un espacio abierto, y no hay nubes, desde este miércoles podrás ver a los cinco vecinos, que aparecerán por el suroeste de la Tierra. Para identificar a los planetas, fíjate bien en las sutiles diferencias que veas en el cielo.

Venus es el más brillante de todos. Júpiter le sigue en brillo. Ambos son todavía visibles cuando el sol está a punto de esconderse.

Marte, por su parte, se ve rojizo y Saturno amarillento. Ambos brillan con similar intensidad.

Mercurio es siempre el mayor reto porque es el más pequeño y el que se puede ocultar con más facilidad.

El astrónomo Jason Kendall explica la mejor forma de poder mirar el cielo: “Cierre un ojo. Extienda el brazo y ponga su dedo pulgar hacia arriba. Poco a poco, páselo de lado a lado sobre el planeta o la estrella que ve en el cielo. Si la luz se atenúa cuando el pulgar pasa por encima de él, es un planeta. Si en cambio, parpadea rápidamente, es una estrella”, explicó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí