Funcionarios civiles de Gendarmería denuncian: “Somos víctimas de la corrupción”

0
194

Este miércoles, la Asociación de directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares de Gendarmería de Chile, Adiptgen, realizó una nueva marcha-denuncia por el centro cívico de Santiago, asegurando que “son víctimas de la corrupción política” y el caso de las altas pensiones de algunos oficiales y de una funcionaria civil está perjudicando gravemente la imagen de toda la institución.

La gremial asegura que “el 83% del personal no uniformado tiene régimen contractual de Contrata y está adscrito al sistema previsional de AFP, recibiendo como pensión un promedio de 180 mil pesos, al igual que la mayoría de los trabajadores de nuestro país”.

La multigremial emitió un comunicado el cual reproducimos íntegramente:

“Sobra decir cómo nuestra Institución, Gendarmería de Chile, ha copado todos los medios audiovisuales, escritos y redes sociales, respecto de las escandalosas pensiones que un grupo de altos oficiales y una funcionaria no uniformada, vinculada a una figura pública del mundo político, se adjudicaron por medio de resquicios legales. Este hecho ha creado el mito en la ciudadanía de que todos los funcionarios de Gendarmería de Chile disfrutan de pensiones muy alejadas de las que percibe la mayoría de nuestros compatriotas. Junto a esto, se ha pretendido sindicar al estamento no uniformado como usufructuante del sistema previsional de Dipreca, sin que ello resulte verídico.

En esta perspectiva, creemos que es una necesidad irrenunciable dignificar la honorabilidad y relevar la función del estamento no uniformado en el sistema penitenciario, tanto en su labor como soporte técnico y administrativo, como así también, en el aporte estratégico a la seguridad pública, en lo que se refiere a la disminución de la reincidencia delictual, a través de las labores de rehabilitación y reinserción social que ejecuta el personal no uniformado, tanto al interior de las cárceles, como en los Centros de Reinserción Social y los CAIS.

En este contexto nos hacemos un deber en informar a la ciudadanía:

Que no somos parte de la corrupción sino, por el contrario, somos víctimas de la corrupción.

La corrupción ha afectado nuestros derechos y postergado nuestras demandas laborales, pues por años impidió mejoras remuneracionales basadas en una política de personal elaborada con criterios técnicos, y no bajo las facultades discrecionales de las máximas autoridades, la cual ha tenido como único criterio el partidismo, el amiguismo y el nepotismo.

La opinión pública debe saber que el 83% del personal no uniformado tiene régimen contractual de Contrata y está adscrito al sistema previsional de AFP, recibiendo como pensión un promedio de 180 mil pesos, al igual que la mayoría de los trabajadores de nuestro país.

Solo el 17% del personal no uniformado es de planta -con previsión de Dipreca-, pero sus montos de jubilación, jamás llegarán a los alcanzados por la cúpula institucional. Además las/os compañeras/os de planta han visto por años estancada su carrera funcionaria, por ausencia de concursos de promoción, ya que los cargos vacantes se han usado para entregarlos en calidad de suplencia, con los mismo criterios políticos, de compadrazgo y nepotismo.

Se debe señalar que nuestro Gremio ha venido denunciando sistemáticamente estas prácticas irregulares, lo que tuvo un hito importante cuando el 5 de mayo se entregó en la Oficina de Partes del Palacio de la Moneda y en el Minju, a la Presidenta de la República y a la Ministra de Justicia, respectivamente, una carta denunciando estos hechos y solicitando formalmente la intervención en Gendarmería, situación que, aunque tardía, ha resuelto realizar la autoridad ministerial.

Los trabajadores no uniformados de Gendarmería somos ciudadanos dignos y honorables. Por la Dignidad de los Trabajadores Penitenciarios No Uniformados de Gendarmería de Chile” señala la nota oficial.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí