El enojo de Camila Vallejo: “Dejémonos de payasadas”

0
480

“Una vez más se perdió una oportunidad”. “Se desprestigia un instrumento muy importante”. “Un show”. Esas fueron algunas de las frases en los pasillos del Congreso luego de la interpelación realizada la tarde del martes por la diputada de Renovación Nacional Marcela Sabat, a la ministra de Justicia, Javiera Blanco.

Mientras en las graderías bajaban calificativos de grueso calibre en medio de la sesión especial, el cuestionario de la parlamentaria abordó desde las contrataciones en el Ministerio de Justicia, las jubilaciones millonarias en Gendarmería y la situación de los niños en los centros del SENAME.

Luego de las preguntas, el turno fue de los diputados representantes de sus respectivas bancadas. Las intervenciones fueron reiteradamente interrumpidas por gritos y pifias de funcionarios y dirigentes de distintos servicios dependientes de la secretaría que dirige Blanco, los que luego fueron en su mayoría desalojados por orden del presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade.

Sin embargo, la intervención de la diputada del Partido Comunista, Camila Vallejo, logró convocar el silencio de los asistentes. En medio de su discurso, la representante por La Florida no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas.

“La verdad es que duele mucho verlo, duele mucho ver cómo caemos en pequeñeces, cómo algunos se levantan defendiendo intereses particulares”, sostuvo Vallejo con el aliento contenido criticando que no se abordara el fondo de los problemas que enfrentan los menores bajo tutela del SENAME.

Luego arremetió: “Aquí hay un negocio tremendo. El Estado delegó la responsabilidad que tiene en privados, le entrega subvenciones, muchos de esos recursos están retenidos en las cuentas corrientes de los centros colaboradores. Algunos ya están pensando en cómo invertirlos en bienes raíces en vez de haberlo entregado a los niños que es donde correspondía entregar estos recursos”, denunció la ex presidenta de la FECh durante las movilizaciones de 2011.

Apurada por Andrade por el tiempo que le restaba para su intervención, Vallejo conminó a la propia ministra Blanco y a sus pares en el Congreso a llegar a un acuerdo que permita al SENAME salir de la crisis. “Dejémonos de payasadas, por favor… un poco más de moral, un poco más de ética”, puntualizó la legisladora.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí