Hoy, llegarán hasta La Moneda,  los jefes de los partidos con representación parlamentaria para reunirse con la presidenta Michelle Bachelet. La idea es continuar con la ronda de encuentros para intentar construir un acuerdo para reformar el sistema de pensiones.

La cita se producirá tras la cadena nacional en la cual la Mandataria anunció una batería de propuestas en esta materia, como el aumento de la tasa de cotización en cinco puntos porcentuales -con cargo a los empleadores-  y la devolución de las comisiones por parte de las AFP cuando tuvieran rentabilidad negativa.

El anuncio fue calificado de “sorpresivo” por algunos dirigentes de la Nueva Mayoría, quienes no se esperaban que Bachelet realizara una propuesta con tanta premura.  Menos considerando que todavía quedaban una serie de instancias pendientes para concordar cambios al sistema, como una reunión entre La Moneda y los partidos NM, que se efectuaría el 18 de agosto.

Pese a lo anterior, y aunque las medidas fueron valoradas transversalmente por los partidos oficialistas, algunos legisladores plantearon sus inquietudes y pidieron mayor precisión en los anuncios.

Desde la bancada del PS, el diputado Melo dijo que “las propuestas, tal como están, no apuntan al meollo del asunto, a reemplazar el sistema actual de AFP por un sistema de reparto solidario. Su par Leonardo Soto pidió que este nuevo fondo “sea administrado desde lo público, nunca desde las AFP”.

El presidente del PC, Guillermo Teillier, afirmó que “lo valoramos, pero si me pregunta, yo diría que prefiero el sistema de reparto”.

Desde la DC, el jefe de bancada Fuad Chahín afirmó que “esta es una propuesta, un avance, pero debemos esperar como aterrizan estos titulares”.

Hoy, en un punto de prensa, la bancada PS anunciará sus planteamientos, que incluyen medidas como un nuevo sistema único de pensiones.

Dudas opositoras

Desde Chile Vamos, en tanto, valoraron la propuesta de Bachelet de generar un “gran acuerdo nacional”, pero plantearon una serie de dudas sobre si estas medidas permitan efectivamente elevar las pensiones.

Felipe Kast, presidente de Evópoli,  planteó que “consideramos más correcto que este pilar sea financiado con impuestos generales”.

En esa línea, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, manifestó su preocupación debido a que “este impuesto al trabajo se hace a costa de los empleadores, de los trabajadores y de los consumidores, y el gobierno no hace ningún esfuerzo”. Además, el senador gremialista Juan Antonio Coloma advirtió que “la propuesta del gobierno crea un nuevo impuesto al trabajo”

El timonel de RN, Cristián Monckeberg, se sumó a los cuestionamientos: “Sería mucho más justo que, por ejemplo, la mitad de ese 5% fuera a las cuentas individuales de cada trabajador, y la otra mitad fuera a este fondo común”, lo que fue respaldado por otros legisladores.

REVISA AQUÍ LOS DETALLES DEL CONTENIDO DEL MENSAJE PRESIDENCIAL

https://prensa.presidencia.cl/comunicado.aspx?id=38043

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí