Cuprum manda carta a sus indignados cotizantes: exige invertir en propiedades que rentan más

0
270

En medio de la crisis y del debate por las bajas pensiones que entregan las Administradoras de Fondos de Pensiones, éstas han comenzado una silenciosa ofensiva comunicacional con el viejo sistema de carta al afiliado, para tratar de calmar a los indignados cotizantes con argumentos que avalan –desde el punto de vista de la AFP- las maravillas del sistema. Eso sí también reconocen que las pensiones “no alcanzan los montos que nos gustaría”, señala una carta que en estos días hizo llegar AFP Cuprum a sus afiliados.

La misiva personalizada y masiva le llegó al cotizante José Sanfuentes, RUT 5.866.473-1, actual rector del Instituto Profesional Arcos, que refuta la argumentación esgrimida por el gerente general de la AFP, Pedro Atria.

A continuación reproducimos el texto completo de la carta que grafica la realidad de miles de chilenos presos de las AFP y que no son precisamente felices con este “brillante” sistema como dijo en un par de entrevistas el autor material de este símbolo de la economía de libre mercado, José Piñera.

Sanfuentes señala: “Recibí una carta estándar, dirigida a todos los afiliados a Cuprum que supongo por tanto pública. Le envío la presente apelando a su “legítimo deseo, y que compartimos ampliamente, de alcanzar pensiones dignas para todos los chilenos”, según señala en su carta.

También señala que “En el actual sistema de pensiones chileno el trabajador es el dueño de sus fondos, los que son además inembargables y le permiten acceder siempre a una pensión, independiente del número de años cotizados. El componente de capitalización individual de nuestro sistema de pensiones, considera los fondos que las AFP administran que, como dijimos anteriormente, son de propiedad de cada afiliado”.

Esto no es verdad. El 10% que se me descontó todos estos años de mi sueldo, que si es de completa propiedad mía, fueron depositados arbitrariamente y sin mi consentimiento en la AFP. Esto debido a una norma establecida por una Junta de Gobierno militar que así lo impuso, Por cierto, ni yo ni algún representante legítimo, es decir, elegido democráticamente, aprobó la ley 3.500, norma expropiatoria, por lo que carece en consecuencia, de legitimidad y de sustento ético.

Paralelo a su carta me llegó la propuesta (SCOM) donde Cuprum me indica mis ahorros (que usted asevera me pertenecen) y me proponen una pensión de vejez promedio mensual, durante 22 años, de 13,25 UF, y por gestionarme tal pensión me cobran 0,17 UF mensuales. Es decir, una pensión que no me alcanza para pagar un arriendo además que mis ahorros se esfuman en 22 años y ¡por esa gestión me cobran!


Esto es paradojal. Mi ahorro forzoso destinado a mi pensión es de 3.158,59 UF. Al multiplicar las 13,25 UF mensuales por 12 meses y por 22 años, el total acumulado que se me pagará es de 3.488 UF, es decir, 339,41 UF más que mis ahorros, que supongo son la “rentabilidad” que generarán con la gestión de Cuprum.

Usted señala en su carta que “Por otra parte, estamos muy de acuerdo que las pensiones no alcanzan el monto que a todos nos gustaría”. Usted sabe de negocios, le propongo formalmente lo siguiente: Con mis 3.158,59 UF, Cuprum me compra un departamento y gestiona su arriendo, cobrando su comisión de corredor. Esto significa que puedo obtener una pensión de 17 UF mensualmente, además, a mi muerte, el departamento queda como herencia a mi familia. Es mi plata y el futuro mío y de mi familia el que está en juego, en consecuencia le pido que, más allá de tecnicismos jurídicos, gestione de este modo “los fondos de los cuales soy dueño”.

Si lo desea puedo darle más argumentos e incluso reunirnos junto a mi abogado experto en la Constitución y las leyes, para que nos atengamos a los “datos reales, no sesgados, tergiversados o incluso falseados”, como dice su carta. Usted declara que “El objetivo final es mejorar las pensiones de los chilenos y chilenas, para hoy y para el futuro”. El modo en que Cuprum propone seguir gestionando mis fondos, reafirma que “la evidencia ha demostrado que tarde o temprano … los fondos no alcanzan a financiar las pensiones supuestamente prometidas”, “más allá de los slogans y de frases rimbombantes”, como termina su carta. Atentamente, José Sanfuentes, RUT 5.866.473-1”.

La realidad expuesta por este cotizante es lo que muchos trabajadores se preguntan qué pasa con sus ahorros y porque hay que financiar con tan altas comisiones a quienes administran sus fondos incluso pagando cuando las operaciones son negativas, es decir se paga se gane o se pierda y la mayoría de las veces se pierde.

El mejor ejemplo es que a comienzos de este año los fondos privados de pensiones A y B en los primeros 15 días de enero perdieron todo lo ganado durante el 2015, como consecuencia de la caída de los mercados. En todo el ejercicio pasado el fondo A (más riesgoso) rentó 3,79 %, en el comienzo de esta temporada registra una merma de 3,11%. Mientras que en el fondo B (riesgoso), en 2015 entregó beneficios por 2,49 %, pero en la primera quincena de este año reportó una caída de 2,41 %. Más claro que con agua “bendita”.

José Sanuentes , ex dirigentePC durante los '80 y actual rector del IP Arcos.
José Sanuentes , ex dirigentePC durante los ’80 y actual rector del IP Arcos.

Carta abierta a Pedro Atria, Cuprum

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí