El líder de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, despejó las dudas sobre el eventual viaje que haría al sur del mundo: “Ustedes no saben cuánto me gustaría volver a verlos. Tampoco podré hacerlo el año próximo porque ya están compromisos fijados para Asia, África…”. En el mensaje no hubo ni una sola mención a Chile.

Con bombos y platillos el 21 de septiembre el embajador de Chile ante El Vaticano anunciaba que el Pontífice viajaría a Chile –aunque primero iría a su natal Argentina- , lo que causó toda clase de reacciones. La más dura fue la de Martita Larraechea que sin pelos en la lengua dijo a un programa de televisión: “No, no sé a qué va a venir. Si viene a sacar a Barros, sí…”

Parece que el Pontífice escuchó a Martita y este viernes él mismo anunció que no vendría, claro que se refirió a la Argentina, en ningún minuto habló o mencionó a Chile, así las cosas parece que tiene razón Marta cuando dice que “el Papa (este) no quiere a Chile”. (Lea: )

“Ustedes no saben cuánto me gustaría volver a verlos. Tampoco podré hacerlo el año próximo porque ya están compromisos fijados para Asia, África, y el mundo es más grande que Argentina, y bueno, pero hay que dividirse. Dejo en manos del Señor que Él me indique la fecha”, señaló en un mensaje enviado por la televisora vaticana.

El ex cardenal tuvo especiales palabras de cariño para sus connacionales: “Es el amor a la Patria que me lleva a pedirles, una vez más, que se pongan la Patria al hombro, esa Patria que necesita que cada uno de nosotros le entreguemos lo mejor de nosotros mismos para mejorar, crecer, madurar”, dijo Francisco, en clara alusión a los ajustes que vive el país bajo la administración Macri.

En otro pasaje de su intervención dice que: “El pueblo argentino es mi pueblo, ustedes son importantes, yo sigo siendo argentino (…) Estoy convencido que, como pueblo, son el mayor tesoro que tiene nuestra Patria. Cuando recibo cartas de ustedes, tantas que no a todas puedo responder, seguramente una que otra para hacerme presente, me consuelo, me da gozo y eso me lleva a rezar y rezo por ustedes en la misa, por las necesidades de ustedes, por cada uno más de ustedes”.

Viaje abortado
El embajador de Chile ante la Santa Sede, Mariano Fernández (DC) se reunió con el Papa Francisco el 1 de septiembre pasado, pero dio a conocer a la prensa el 21 del mismo mes que el Pontífice viajaría a Argentina, Uruguay y Chile en 2017: “Con toda paciencia estamos esperando la decisión papal de su viaje a la Argentina y en el momento que se sepa eso sabemos que va a viajar a Chile. Me lo dijo él mismo en audiencia privada, que el Cono Sur, Argentina, Chile y Uruguay, era para él una unidad de viaje”. La información fue publicada por la Agencia Oficial de Argentina Télam y replicada en toda la prensa chilena.

Sin duda que esta nueva cancelación es un revés para la aportillada cancillería chilena que no ha logrado una buena sintonía con la Santa Sede, luego del episodio del Papa en Bolivia donde expresó su apoyo a la demanda marítima contra nuestro país, lo que motivó a que Chile cambiara a su representante ante el Papa y enviaron al DC Fernández, que tampoco ha logrado mucho más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí