El británico Oliver Hart y el finlandés Bengt Holmström son los ganadores del premio Nobel de Economía de 2016, comunicó este lunes la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

El jurado indicó que el trabajo de los economistas comprobó “el basamento intelectual” para desarrollar políticas en áreas clave de la economía, como la legislación de quiebras y bancarrotas y las constituciones políticas replicó BBC.

Göran K. Hansson, secretario general de la entidad, destacó la contribución de los dos economistas a la teoría de los contratos, al desarrollar un marco global para analizar distintas cuestiones del diseño contractual”, afirmó la Academia, como la remuneración basada en rendimiento para altos ejecutivos o la lógica de los deducibles y los co-pagos en temas de seguros.
El jurado valoró el amplio impacto del trabajo de los economistas en un campo que a primera vista parece árido y ajeno: los contratos, al fin de cuentas, están presentes en todos los aspectos de la vida en sociedad.

Entre esos contratos se incluyen “aquellos entre accionistas y ejecutivos (de una empresa), entre una compañía de seguros y el dueño de un vehículo asegurado, entre la autoridad estatal y sus proveedores. Como estas relaciones suelen tener implícito un conflicto de interés, los contratos deben estar adecuadamente diseñados para garantizar que las partes tomen decisiones que resulten beneficiosas para ambas.”

Hart, de 68 años, es académico de la Universidad de Harvard, mientras que Holmström, con 67, está afiliado al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Juntos ganaron al favorito en los pronósticos, el nuevo economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer.

La Academia destacó que la teoría de los contratos ayuda a regular múltiples aspectos de la vida en sociedad. Su principio básico define un contrato óptimo como uno que busca el equilibrio entre los riesgos y los incentivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí