A pesar del eufórico entusiasmo del senador Alejandro Guillier, por las simpatías que le han demostrado algunos parlamentarios de la Democracia Cristiana, que él interpreta como un apoyo cerrado a su precandidatura presidencial, lo que incluso le ha llevado a hablar de una alianza con ese partido del oficialismo, es la propia presidenta de la DC, la también senadora Carolina Goic quien le raya la cancha y para en seco a Guillier y al PR, aclarando que la DC tendrá su propio candidato y lo llamo a no “confundirse”.

Goic, en tono firme le aclaró el panorama al PR y al senador Guillier: “Quiero señalar como presidenta del partido con mucha claridad: la DC no es una montonera, es un partido que tiene institucionalidad, que toma sus decisiones. Nosotros hemos dicho con mucha claridad ya reiterado en dos juntas nacionales, algo que representa el sentir de nuestras bases: que la Democracia Cristiana va a tener candidato presidencial”.

“No es bueno confundir; una cosa es el apoyo que damos todos a la municipal, donde de verdad valoro el aporte que hace el senador, y otra cosa es la discusión de la candidatura presidencial, donde la DC tiene su itinerario establecido”, explicó Carolina Goic. La DC tiene programada para el 28 de enero la Junta Nacional donde se abordará el tema presidencial.

Por su parte el jefe de bancada decé, diputado Fuad Chahín, aclaró que si bien hay convergencias doctrinarias con el PR, “mientras estemos con un candidato democratacristiano, con esa definición, no estemos vitrineando en otras candidaturas, eso no me parece”, deshaciendo así sus simpatías por el senador Alejandro Guillier.

En esa misma línea, el senador Andrés Zadívar dio que “el ideal es que tengamos un candidato que represente a la DC. No creo que se bueno hacer una apreciación (guillier) de lo que pueda pasar internamente en la DC”.

Quizás sea por el entusiasmo que Guillier interpretó como apoyo oficial las simpatía demostradas por algunos DC, pero en ningún caso representan el sentir de la colectividad que sin duda buscará tener su propio candidato para enfrentar –en una primaria- al representante del eje PS-PPD, en esta lógica Guillier debería prepararse para ese escenario: competir en una primaria y no confundir los gestos “políticamente correctos” como apoyos oficiales, los códigos en política son muy distintos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí