En las últimas horas arrecían las críticas contra el gobierno por su tardía respuesta frente a los errores en el padrón electoral y al tibio cambio de gabinete. Los cuestionamientos provinieron desde la oposición y los más ácidos desde las propias filas de la Nueva Mayoría.

Estos, en su mayoría apuntan a la decisión de la Presidenta Michelle Bachelet de mantener en sus cargos a los ministros del comité político, pese a que las críticas han ido creciendo en contra de ellos.

Esta tarde, el ministro de la Secretaría General de Gobierno, Marcelo Díaz, llamó al conglomerado oficialista a tener un mayor compromiso con la agenda de La Moneda.

“La marcha de la agenda del gobierno, que no tiene que ver con el gobierno, tiene que ver con los ciudadanos de este país, con cumplir compromisos que van en la perspectiva de mejorar la calidad de vida de los chilenos, no es solamente una tarea del gobierno. Es una tarea que encabeza que encabeza el gobierno, pero que requiere el apoyo de los partidos y de la coalición parlamentaria que lo respalda”, afirmó el portavoz del Ejecutivo.

Por su parte, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, se limitó a decir esta mañana: “Es parte de este trabajo”, cuando fue consultado por las críticas del oficialismo hacia los ministros.

El presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, fue uno de ellos. Pidió al gobierno entregar un plan político “que indique cuál es la intención del Gobierno durante este tiempo: qué va a impulsar, qué no va a impulsar, por qué se va a jugar y de qué cosas va a desistir”.

Al respecto, el ministro Díaz contestó: “Ante esa consulta respecto a la propuesta del diputado Andrade, yo le digo que tenemos toda la voluntad de construir todos los planes políticos, diseños de trabajo, acuerdos, y lo que requerimos es que cada uno ponga de su parte, primero, para concordar, para acordar, y, en segundo lugar, para que esos acuerdos valgan para todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí