En la Octava Comisaría de Carabineros de Temuco compareció un matrimonio y su hijo de 17 años, quienes estarían involucrados en la muerte a martillazos de un niño de 13 años, quien habría violado a su hija de solo 5.

Durante la madrugada del lunes, el cuerpo del menor fue hallado al interior de una mediagua de calle Rayenco, en el sector Pedro de Valdivia, escondido debajo de una cama y cubierto con un cobertor y una bolsa de nylon envolviendo su cabeza.

Según fuentes de la policía, el niño habría sido muerto a golpes de martillo en su cabeza.

La Policía de Investigaciones está llevando las indagatorias en torno a la acusación que se le hizo de violar a la niña de 5 años, por lo que la familia de pequeña habría tomado venganza con sus propias manos y lo habría asesinado.

El adolescente salió el pasado 30 de noviembre desde el Hogar Alborada, el cual depende del Sename en Temuco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí