Considerando que “hechos como las nuevas denuncias sobre abusos y violaciones a los derechos de los menores internados en el Sename, la muerte tras ser torturado de un menor acusado de agredir a una menor de edad, así como el grave incidente en que un menor de edad terminó con cien perdigones en la espalda en un control de identidad en la Araucanía, nos interpelan y golpean en la cara como Estado y como sociedad”, dijo el senador Alfonso De Urresti dijo que “lamentablemente, avanzamos mucho en responsabilidad penal juvenil y control de identidad, pero no tanto en cautelar los derechos de niños y jóvenes”.

El senador por Los Ríos dijo que “aunque hay una sensación compartida de temor a ser víctima de la delincuencia, no podemos aceptar como normal que ella termine canalizándose siempre en contra de los más débiles, como son los niños, los más pobres y los migrantes. La gente quiere seguridad, pero no a costa de los derechos de los más vulnerables. Mientras algunos están en una competencia sobre cómo encarcelar más gente, no podemos perder de vista los efectos de la desigualdad social”.

De Urresti recordó que “durante la discusión de la llamada agenda corta, que se centró fuertemente en el control de identidad, dijimos y advertimos en numerosas ocasiones acerca de los riesgos que implicaría en materia de discrecionalidad. Incluso escuchamos la opinión de la Unicef acerca de los riesgos para los niños y adolescentes que este tipo de medidas podría generar. Para que esto no se siga repitiendo no bastan las explicaciones. Requerimos avanzar en las políticas de infancia y juventud, para que puedan ser, efectivamente, sujetos de derecho y no solo objeto de paternalismo estatal”.

El legislador del PS sostuvo que “todos estos hechos son demasiado fuertes para quedarnos en la inacción. Así como debemos avanzar hacia una nueva institucionalidad en materia de protección de menores en riesgo social y de infractores de ley, también debemos velar porque las herramientas de que dispone la policía para combatir la delincuencia no terminen siendo usadas contra de niños, y más particularmente con niños indígenas que ya por eso en muchos casos sufren discriminación y precariedad”:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí