Mascotas en Navidad: no son un juguete, son una hermosa responsabilidad

0
251

Sin embargo, debemos pensarlo dos veces antes de tomar una decisión tan importante como la de regalar una mascota. “Ya sea para Navidad o cualquier fecha importante debemos tener presente si la persona a la que pensamos regalarle un animalito es capaz de asumir una responsabilidad tan importante como la de cuidar, proteger, enseñar, respetar como especie y criar”, señala Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin.

Y es que esta decisión, bajo ningún motivo, debe tomarse a la ligera. Por ejemplo, se debe tener muy claro cuál es la mascota adecuada para cada familia, ya que no todos se adaptan a cierta rutina diaria o espacio físico. Se debe considerar, en primer lugar, qué tipo de animal se prefiere: perro o gato u otro; grande o pequeño; guardián, amigable o juguetón, entre otras características. Por otra parte, si se cuenta con poco espacio, como en un departamento puede que lo mejor sea adoptar un gato o un perro de tamaño pequeño, sin dejar de considerar que tienen otras necesidades.

“Al adoptar, comprar o regalar una mascota se debe saber que esta vivirá junto a nosotros por un periodo de 15 años o más. Durante este tiempo, el animal necesitará de compromiso y cuidados. La recompensa es enorme, pero se debe tener seguridad de querer compartir con ellos toda la vida. Además se deben considerar todos los cuidados y costo que esto conlleva. Como por ejemplo, debemos llevarlo al Médico Veterinario para controles y vacunas; darle la mejor nutrición posible adaptada a sus necesidades específicas, estilo de vida, edad, tamaño o raza; y con ello podremos prevenir enfermedades y mantenerlo sano y fuerte. Pero también cuando esté enfermo, alguien debe asumir dicha responsabilidad”, comenta Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin.

Se debe tener en cuenta que la comida casera no le entregará los nutrientes necesarios, como sí lo harán los alimentos de mejor calidad, que están especialmente formulados para sus requerimientos e incluso pueden prevenir diversas enfermedades. Una dieta hecha en casa tiene ciertos riesgos: no sabemos cuántas proteínas o grasas realmente tiene lo que le estamos entregando a nuestra mascota y si cumple los requerimientos básicos de una dieta equilibrada según sus necesidades. También hay riesgo de contaminación por manipulación y el riesgo de utilizar aliños que pueden ser tóxicos para ellos, como ajo o laurel.

En caso de que decida asumir esta responsabilidad y se adopta a un perrito o gatito, se debe tener en cuenta la edad que tiene al adoptarse ya que si es muy pequeño, aún necesitará leche materna en sus requerimientos nutricionales. Existen alimentos sustitutos lácteos de calidad que incluso vienen con mamaderas adaptadas y que son de ayuda para criarlos sanamente.

Antes de entregar a la mascota, se debe evitar amarrarla o tenerla encerrada por mucho tiempo; jamás dejarla en el auto y menos hacerlo con altas temperaturas, ya que esto puede provocarle una hipertermia o un golpe de calor que puede ser mortal. Tampoco debe ser introducida en una caja, incluso cuando le hacemos agujeros, ya que esto hará que se estrese. Es mejor dejarlo en la casa de algún familiar o ir a buscarlo el día de Navidad al centro de adopción o criadero.

El tiempo para poder compartir y pasear al nuevo integrante de la familia, y que las condiciones económicas sean óptimas para hacerse cargo de gastos como higiene, Veterinario y alimentación, son factores que también se deben evaluar.

Recuerda que tu mascota es un ser vivo y debemos respetarlo con el máximo bienestar posible. ¡Para esto siempre consulta con tu médico veterinario ya que tu mascota es única!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí