Hasta el Congreso concurrieron los alcaldes de Recoleta e Independencia, Daniel Jadue y Gonzalo Durán, y el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, para expresar su respaldo al proyecto de ley del diputado del PC, Daniel Núñez, que rebaja las cuentas del agua, y para exigirle al gobierno y el Senado no ceder al lobby de las empresas sanitarias.

Queremos pedirle al gobierno que apoye su tramitación en el Senado y que no ceda al chantaje empresarial ni al lobby de las empresas sanitarias, porque sabemos que hoy día este proyecto de ley corre peligro, ya que ha habido una fuerte presión política y de los poderes empresariales para que no se legisle y apruebe”, recalcó Núñez.

El parlamentario explicó que la iniciativa –aprobada por unanimidad por la Cámara de Diputados- nació por el malestar ciudadano hacia los servicios que entregan las empresas sanitarias.

“Hay un sentir ciudadano, hay una molestia de la gente con las empresas sanitarias que han hecho mal la pega, que hay muchos abusos, que hay muchas denuncias que no son resueltas, justamente esta norma los quiere corregir”, destacó el legislador.

Por su parte, el jefe comunal de Recoleta, Daniel Jadue, valoró el proyecto, porque contribuye a mejorar la calidad de vida de la población.

Estamos inmersos en un modelo donde todos los días nos cobran por cosas que a veces ni siquiera entendemos. Todos los días nos cobran más por servicios que van deteriorándose en el tiempo y, por lo tanto, estamos recibiendo una muy buena noticia: La posibilidad de que las cuentas del agua bajen entorno al 20% por la aprobación de una ley que ha sido aprobada en la Cámara de Diputados, por unanimidad, debe ser una señal para los senadores y el gobierno, quienes deben mostrar su predisposición a mejorar la calidad de vida de todos y todas quienes viven en el territorio nacional”, manifestó Jadue.

En tanto, el alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, dijo que la iniciativa contribuye a “vivir en un país más justo”.

“Introduce modificaciones que son muy significativas para los ciudadanos de nuestro territorios y es por eso que hacemos un llamado al gobierno y al senado para que respalde esta iniciativa que cuenta con amplio respaldo ciudadano y que por esa vía contribuyamos a vivir en un país más justo, porque hoy día se hace insostenible los niveles de abuso que muchas veces se viven por parte de las empresas en materia de servicios”, subrayó Durán.

Para el presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), Hernán Calderón, se debe poner atención en las tarifas máximas que hoy autoriza la ley.

“Queremos expresar nuestro apoyo a este proyecto de ley, porque creemos que es importante para los consumidores y los usuarios de los servicios sanitarios. Tener regulaciones que nos permitan tener máximo de utilidades es probablemente uno de los temas que tienen que resolverse en una ley. No podemos seguir con esto de las tarifas máximas, porque claramente ha sido vulnerado por las empresas, donde han llegado a tener rentabilidades de más del 20%. Son tremendas utilidades en perjuicio de los usuarios”, recalcó el dirigente de Conadecus.

Beneficios

El proyecto contempla descontar a favor de la tarifa final del usuario el equivalente a una proporción de cincuenta por ciento de las utilidades que el prestador perciba por concepto de servicios no regulados.

Asimismo, si las aguas servidas o tratadas no se botan y, por el contrario, se hace negocios con ellas se aplicará un descuento en la tarifa de un 80%. De esta forma, la tarifa final de los usuarios pueden disminuir en hasta en un 19%.

Actualmente, las empresas perciben ganancias por los llamados negocios extras o no regulados, en circunstancias que su principal actividad es producir y distribuir agua potable junto con recolectar y tratar aguas servidas. Sin embargo, las empresas utilizan la misma infraestructura que es financiada por los clientes para hacer negocios extras que no están regulados por la ley, como venta de aguas tratadas para fines agrícolas y mineros.

La iniciativa también permite a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) aumentar las multas en hasta 10 mil UTM, lo que eleva considerablemente el monto de las actuales sanciones en dinero.

Asimismo, se consagra el derecho a compensación en beneficio de los usuarios -y sin perjuicio de las sanciones que correspondan-, en caso de interrupción o suspensión del servicio de producción, distribución de agua potable, recolección, disposición y tratamiento de aguas servidas que no estén autorizados.

Una vez que se conoció la aprobación del proyecto, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G. (Andess) cuestionó la moción, ya que se les restringirán sus ganancias.

La sala de la Cámara de Diputados aprobó unánimemente por 108 votos a favor el proyecto de ley que rebaja las cuentas del agua. La iniciativa se encuentra actualmente en la Comisión de Obras Públicas del Senado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí