Ignacio Walker le tira tierra a la Nueva Mayoría: “Creo que no es claro que un segundo gobierno vaya a ser una buena noticia para el país”

0
276

El senador y ex presidente de la DC, Ignacio Walker, le volvió a echar tierra a la Nueva Mayoría, luego que afirmara que un segundo gobierno de la coalición oficialista no sería una buena noticia para el país, e insistir en la necesidad de la falange de llevar un candidato presidencial en primera vuelta.

En entrevista con La Tercera, Walker explica que se está llegando a un momento en que es necesario sincerar las cosas, afirmando que “creo que no es claro que un segundo gobierno de la Nueva Mayoría vaya a ser una buena noticia para el país. La Nueva Mayoría fue concebida como “un acuerdo político-programático para apoyar el gobierno de la Presidenta Bachelet””.

El objetivo que debe ordenar la política en Chile es llegar a ser un país desarrollado. Hoy somos un país de ingreso medio, en vías de desarrollo, con 23 mil dólares per capita. ¿Y qué es lo que está en juego en esta elección presidencial y parlamentaria? La posibilidad real de dar el gran salto para ser un país desarrollado. ¿Qué es lo que me preocupa? Que estamos en el cuarto año de un crecimiento económico promedio de un 2%, es decir, de un ciclo bastante mediocre, y no hay nada que nos pueda hacer ver que un segundo gobierno de la Nueva Mayoría no vaya a ser más de lo mismo”, sostuvo.

Respecto a la posible candidatura de Alejandro Guillier, quien se perfila como la mejor carta para enfrentar a Sebastián Piñera, Walker señala que de llegar a pasar “nos aleja aún más del objetivo final del desarrollo económico. Yo no veo en su candidatura un compromiso con el crecimiento, yo veo en el liderazgo político que representa Guillier un intento por complacer la voz de la calle. Gobernar significa pagar costos, tomar medidas impopulares, navegar contra la corriente. E insisto: veo en la candidatura de Guillier el germen de demagogia y populismo”.

Sus críticas apuntan al silencio que tiene de ciertas cosas que a su juicio deben ser fundamentales en su discurso.

De lo que ha alcanzado a insinuar desde el punto de vista programático, dos de las medidas que ha propuesto cuestan US$ 6 mil millones: gratuidad universal en la educación superior, que cuesta US$ 3.500 millones, según los informes financieros del Ministerio de Hacienda, y equiparar las pensiones mínimas al salario mínimo, lo que cuesta US$ 2.500 millones. Esas dos medidas suman US$ 6 mil millones, que es el 75% de toda la reforma tributaria. ¿Cómo las va a financiar? Nosotros hemos tenido una doctrina, que es que no se puede tener un gasto permanente sin un ingreso permanente”, argumenta.

Y arremete, precisando que “no está claro cómo Alejandro Guillier va a retomar un camino virtuoso de crecimiento económico al margen de la tentación de la demagogia y el populismo, que es una tentación permanente en América Latina”.

Además, explica que un escenario de segunda vuelta entre Guillier y Piñera tiene una ventaja y es que permite negociar un programa de gobierno entre la primera votación y la segunda.

Porque si vamos a una primaria de la Nueva Mayoría, ¿qué vamos a negociar? O sea, ¿va a ser una competencia de rostros? “¿Aquí está el programa concordado y vamos a elegir un rostro que lo represente?”. Evidentemente que no. Una primaria de la Nueva Mayoría es una competencia programática, y el que gana, gana el liderazgo presidencial y el programa de gobierno. No hay nada que negociar. La única forma de influir para la DC es yendo a una primera vuelta y, después de contar los votos y medir las fuerzas, formar gobierno sobre un acuerdo programático que significa cada coma y cada punto del programa, para que no haya sorpresas”, sostiene.

E insiste en que la DC tiene que llevar un candidato a primera vuelta, afirmando que la junta nacional del partido debe proclamar a la actual timonel de la falange, Carolina Goic, ya que “de lo contrario, esa candidatura no es creíble, porque una candidatura que sólo está llamada a llegar a medio camino, a una primaria que signifique ofrecerle al país más de lo mismo, es una candidatura que parte herida en el ala. Aquí no estamos rompiendo con nadie, porque la Nueva Mayoría es un acuerdo político y programático para apoyar al gobierno de la Presidenta Bachelet. Y eso no es una cuestión de palabras más o palabras menos. No es una coalición política que trasciende a un gobierno, nunca fue concebida de esa manera”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí