A pesar de las altas turbiedades que se presentaron en los ríos de la cuenca del Río Cachapoal durante las últimas horas, Essbio informa que el servicio de agua potable se mantiene estable en la región y en el caso de la planta de producción de Nogales que abastece Rancagua y Machalí, continuará operando normalmente y no se verá afectado el servicio de agua potable en la zona, siempre que las condiciones de turbiedad del río Cachapoal se mantengan estables.

Essbio realizó las maniobras y cálculos que permitieron enfrentar esta situación con sus principales estanques a capacidad total, sin afectar la continuidad de suministro a sus clientes de Rancagua y Machalí, a pesar que durante la madrugada de hoy fue necesario detener la planta de producción de agua potable Nogales ya que la turbiedad del río llegó a niveles que hacían imposible su tratamiento, no obstante el servicio a sus clientes se mantuvo estable.

La empresa seguirá monitoreando la condición de las distintas captaciones (ríos y esteros), está participando de los Comités de Emergencia y ha mantenido permanente comunicación y coordinación con las autoridades locales regionales.

En el caso de existir alguna condición que pueda implicar suspensión del servicio, se informará oportunamente a través de canales formales de comunicación con los clientes, así como las acciones mitigadoras necesarias.

Actualmente, equipos de Essbio trabajan en terreno para supervisar condiciones meteorológicas y el comportamiento del río.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí