Los escolares de los colegios de Las Condes están pensando en levantar un monumento al alcalde Joaquín Lavín, debido a que decidió que los niños de pre kínder a 8vo Básico, de seis colegios de la comuna, no podrán llevar tareas para la casa, reemplazándolas por talleres extraprogramáticos.

En declaraciones que recoge hoy La Segunda, el edil explica que “la idea comencé a estudiarla cuando fui ministro de Educación y me tocó revisar el tema de las tareas. Luego, conocí las ideas que promocionaba el movimiento ‘La Tarea: es sin tareas’ (liderada por Paulina Fernández) y el proyecto de ley, aprobado en general por el Senado en octubre pasado“.

De acuerdo a lo señalado por el alcalde Lavín, la posición de la comuna es que los “niños hoy ya están sometidos a una jornada escolar extensa y requieren de un tiempo familiar al llegar a su casa. No queremos que la tarea tope con los momentos familiares“.

Tras asumir como alcalde, Lavín se reunió con los directores de los seis establecimientos municipales y con la directora de Educación del municipio, tomando como resolución la idea de no disponer de tareas a los alumnos para que las lleven a la cada.

La resolución del edil beneficiará a unos 4.000 estudiantes de los colegios Juan Pablo II, Paul Harris, Santa María de Las Condes, Leonardo Da Vinci, Simón Bolivar y San Francisco del Alba.

Además, explicó que los favorables resultados que entregue esta disposición solamente dependerá de las familias de los alumnos, ya que deberán estar a cargo de que los niños no estén largos periodos frente a la televisión o el computador.

Aquellos que estén preocupados porque sus niños llegarán antes a la casa, donde no habrá quién los cuide, hemos creado talleres extraprográmticos después del horario de clases. Uno de ellos es de ciencias naturales en el Parque Padre Hurtado, con el objetivo de que interactúen directamente con medio ambiente“, sostuvo Lavín.

En cuanto a los alumnos de 1° a 4° medio, Lavín precisó que en estos casos no se eliminarán las tareas para la casa, debido a que estos alumnos “hay que meterles el acelerador para que tengan un ritmo fuerte de estudio y se acostumbren a las exigencias de la universidad en un futuro a corto plazo“.

Lavín también anunció que otra de las iniciativas que impulsará el municipio son las salas colaborativas en los seis establecimiento municipales, lugar donde fueron cambiados los tradicionales pupitres por sillas y mesas que al unirse forman un trapecio, lo cual permitirá a los alumnos hacer grupos más colaborativos en los cuales los alumnos ya no mirarán el pizarrón y al profesor para aprender.

En ese sentido, sostuvo que los alumnos recibirán un Ipad, ya que “la Reforma a la Educación se preocupa de la infraestructura de los colegios y de quiénes son los dueños, pero no de los cambios en las salas de clase“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí