Un nuevo remezón político está provocando la publicación del Centro de Investigación Periodística Ciper Chile, luego que diera a conocer la aparición de nuevas boletas de empresas pesqueras pagadas a diputados y senadores de distintos partidos por un monto que supera los $445 millones.

De acuerdo a la información, esta es una historia que aparece con el caso Corpesca, continuando con toda la industria pesquera que están siendo investigadas por la fiscalía por aportes ilegales a parlamentarios que tuvieron injerencia en la cuestionada ley de pesca de 2012.

Los nuevos antecedentes puestos a disposición de la opinión pública señalan que Lota Protein pagó $274 millones entre 2011 y 2013, dineros que fueron entregados a Bernardo Caro, el asesor del senador Antonio Horvath, mientras que otros $17 millones a los asesores del senador Carlos Bianchi, como también otras boletas pagadas por Asipes y Pesquera Blumar a distintos diputados en ejercicio, y a familiares de dirigentes políticos.

La investigación también da cuenta que la Pesquera Blumar, de las familias Sarquis y Yaconi-Santa Cruz y miembro de Asipes, le pagó a militantes UDI, PS y DC, incluido un diputado en ejercicio.

En los registros a los que tuvo acceso Ciper muestra boletas de Blumar (ex pesquera El Golfo), entregando un total de $12,7 millones a los hermanos Nicolás y Gustavo Guíñez, quienes son conocidos por haber emitido boletas dentro del círculo del ex ministro Pablo Longueira, quienes además reconocieron no tener respaldo en estos documentos.

Lota Protein, de acuerdo al reportaje, no solo le pagó a Bernardo Caro, sino que también canceló dos boletas, el 27 de marzo y el 15 de julio de 2013, emitidas por Claudio Barrientos Mol, jefe de gabinete del senador Bianchi, por un total de $11,1 millones.

Otro asesor de Bianchi que registra un pago de Lota Protein es Manuel Benítez Gibbons, quien el 22 de enero de 2013 entregó una boleta por $6,6 millones, fecha en que asesoraba al senador “en materia de proyectos de ley según informe”.

Además de los asesores, también figuran las boletas pagadas a dos diputados de la UDI en ejercicio como son Arturo Squella Ovalle y Juan Antonio Coloma Álamos.

Squella aparece emitiendo seis boletas (dos nulas) para Asipes por un total de $3,3 millones entre enero y junio de 2009, el mismo año en que protagonizó su primera elección parlamentaria.

Por su parte, Coloma Álamos, hijo del senador de la UDI Juan Antonio Coloma, recibió $4,4 millones de parte de Asipes, por ocho boletas emitidas.

Además de estos dos diputados, también aparece otro militante gremialista y compañero generacional de Squella y Coloma hijo, Guillermo Ramírez Diez, ex secretario general de la tienda y actual vicepresidente, quien habría recibido pagos de Asipes en el mismo periodo de 2009 por $3.3 millones.

El reportaje menciona que en la contabilidad de Blumar aparece el diputado DC, Fuad Chahín, con boletas por $2 millones y fechada el 10 de diciembre de 2009.

En la investigación judicial de Asipes no solamente afectan a la UDI, ya que también aparece Ana Eugenia García Aillón, integrante en 2009 del equipo de campaña del senador de RN Francisco Chahuán, aquien habría recibido $4 millones por dos boletas emitidas en octubre de 2009 y julio de 2011.

También aparecen mencionados el ex alcalde de Lota que comandó la comuna entre 2000 y 2008 como militante DC, Víctor Marchant Ulloa, quien registra 20 boletas por $18,5 millones, los cuales fueron pagados por Lota Protein entre el 23 de junio de 2010 y el 22 de agosto de 2012.

Otro de los nombres que se menciona es el de la abogada Tatiana Muga Mendoza, casada con el diputado DC Patricio Vallespín, quien presidió la Comisión de Pesca de la Cámara hasta 2010, que recibió $11,1 millones de parte de Blumar, en tres pagos entre 2009 y 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí