ACTUALIZADO: Parte de Latinoamérica actuará con cautela ante ruptura institucional en Venezuela

0
235

A pesar que varios países repudiaron la ruptura institucional de Venezuela y anunciaron el retiro de sus embajadores en ese país, otros han expresado declaraciones tibias respecto a la situación que atraviesa la nación que es comandada por Nicolás Maduro.

Estados Unidos, Brasil y Perú anunciaron que sus representantes en el país chavista serán retirados luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) determinara que las competencias parlamentarias de la Asamblea Nacional serán ejercida por la instancia judicial.

La cancillería de Perú anunció, a través de un comunicado, que retiró “de manera definitiva” a su embajador en Venezuela como protesta a la decisión adoptada por el TSJ.

Así lo informó el ministro del Exterior de Perú, Ricardo Luna, quien señaló que estará en consultas con otros países para que a Venezuela le sea aplicada la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), lo cual implicaría su suspensión en el órgano hemisférico.

Asimismo, desde el Departamento de Estado de Estados Unidos condenaron la decisión del tribunal venezolano, afirmando que “esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales daña en gran medida las instituciones democráticas de Venezuela y niega al pueblo venezolano el derecho a determinar el futuro de su país a través de sus diputados electos“.

El vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, leyó una declaración en la que “pedimos al Gobierno de Venezuela que permita a la Asamblea Nacional democráticamente elegida desempeñar sus funciones constitucionales, celebrar elecciones lo antes posible e inmediatamente liberar a todos los presos políticos“.

A su vez, Chile a través del canciller Heraldo Muñoz sostuvo que existe “alta preocupación” por el “agravamiento de la situación venezolana”, añadiendo que “lo que queremos es un entendimiento en Venezuela, que los propios venezolanos resuelvan sus asuntos, pero claramente esto va en la dirección opuesta“.

En tanto, el Gobierno brasileño repudió la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), mencionando que dicha instancia “retiró las prerrogativas de la Asamblea Nacional, en una clara ruptura del orden constitucional“.

El pleno respeto a la independencia de poderes es un elemento esencial de la democracia”, agregó el Gobierno, precisando que “las decisiones del TSJ violan ese principio y alimentan la radicalización política en el país“.

En horas de la tarde de este jueves y desde Portugal, la Presidenta Bachelet en su cuenta de Twitter escribió: “La situación en Venezuela es muy preocupante. En América Latina, debemos defender la convivencia democrática en nuestras sociedades”.

bachelettuitvenezuela

Por su parte, el gobierno mexicano también se hizo parte y por medio de su canciller Luis Videgaray, señaló que se “reafirma su disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela en todo aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país, así como al restablecimiento del orden democrático“.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí