El ex director del Servicio de Impuestos internos, Michelle Jorrat, admitió haber recibido presiones para que el SII no presentara querella contra empresas involucradas en casos de financiamiento político, pidiéndole que pusiera obstáculos a las investigaciones que llevaba la fiscalía.

En el programa Informe Especial de TVN, Jorrat dijo que su salida del SII no fue por motivos técnicos, dando a entender que su alejamiento como director del servicio correspondía a una decisión política. “Al menos no fueron técnicas“, explica quien estuviera al mando de Impuestos Internos.

Jorrat llegó al SII en marzo de 2014 y eso significó un cambio en lo que fueron las persecuciones de los delitos tributarios, ya que “entendía que la misión de Impuestos Internos era reducir la evasión tributaria y eso es una tarea que se logra a través de varios factores, y una de ellas era la persecución de los delitos tributarios. De hecho cuando llegamos habían varios casos que estaban ahí, en un cajón y, digamos, esperando la prescripción”.

Explicó que si aparecían empresas importantes no era razón para no hacer nada, sino que por el contrario “si se cumplían los elementos para ejercer la acción penal, había que ejercerla”.

Respecto al caso Penta, Jorrat sostiene que “no se nos pasó por la mente no presentar querellas contra Penta por esos delitos tributarios, era obvio que había que hacerlo como se habría hecho contra cualquier otra empresa”.

Según Jorrat, todo cambia cuando el servicio decidió presentar una querella contra el ex subsecretario de Minería del gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Wagner, y su cuñada por utilización de boletas falsas emitidas a varias empresas entre las que estaba Penta y SQM.

Aparece ahí una preocupación, una preocupación en el gobierno por lo que había adentro de Soquimich. Yo personalmente no sabía que es lo que había dentro de Soquimich. A raíz del caso Wagner nosotros tuvimos que pedir información a Soquimich por una boleta en particular y eso generó mucho ruido, mucho malestar”, recuerda el ex director del SII.

Querían que no nos siguiéramos metiendo e incluso que ojalá que nosotros nos lleváramos la documentación antes cuando el Ministerio Público quería incautarlos. Nos pidieron supuestamente a nombre del ministro Peñailillo que concurriéramos con camiones a SQM para retirar la contabilidad, porque la iba a incautar la fiscalía y era para que no encontrara nada que incautar, ese era como el objetivo. Querían obstaculizar el trabajo de la Fiscalía, pero no estuvimos ni cerca de hacer algo así. Nunca quise evitar que ocurriera nada”, precisa.

Además, señala que siente tranquilo de haber hecho todo lo que correspondía en el servicio, ya que todas las querellas fueron presentadas, pero recordó que le hubiese gustado firmar una que no alcanzó contra SQM-Salar, ya que “el día en que me pidieron el cargo yo dije que iba a dejar esto terminado, porque teníamos planificado presentar la querella ese día, y le pedí al jefe a cargo del tema que me enviara la querella para firmarla y no me respondió ni mi correo ni mis llamadas y finalmente no pude firmarla”.

En tanto, el ex fiscal nacional Sabas Chahuán también insistió en haber recibido presiones para no seguir investigando los casos de platas políticas, indicando que “como no había una denuncia o querella por esos casos, los fiscales no podían pedir una incautación de contabilidad masiva, porque no hay una imputación concreta y de esa manera era como un círculo vicioso, porque al no haber posibilidad de pedir la contabilidad no se podía saber si habían más facturas, y como no había denuncia o querella no se podía pedir la contabilidad”.

A su vez, el actual director del SII, Fernando Barraza, explicó las razones que fundamentan la decisión que generó gran revuelo en el mundo político y empresarial de no presentar querellas contra grandes empresas que habrían financiado la política.

Nosotros aplicamos una serie de criterios que tienen que ver con el monto, la reiteración, con el uso de asesoría tributaria, con el efecto ejemplificador y otros para efecto de decidir qué acción buscar. En unos casos son condenas de cárcel, en otros son condenas de dinero, multas que hay que pagar por sobre lo evadido”, precisó.

Añadió que “históricamente el SII ha utilizado la acción penal excepcionalmente“.

El reportaje da cuenta que se tuvo acceso a nueve carpetas con investigaciones a empresas donde no se presentaron querellas, todas son similares a casos SQM y Penta. Entre ellas figuran Comercial Eccsa S.A controladora de Ripley, Alsacia, Corpbanca, Aguas Andinas, Copec, Cencosud, Banco de Crédito e Inversiones, Inversiones Caburga e Inversiones Siemel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí