El timonel de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, apela este lunes a la unidad de la derecha para poder derrotar a la izquierda en las próximas elecciones de noviembre, atendiendo a una especie de triunfalismo que se ve reflejado en los últimos comicios de Argentina.

En una carta publicada en El Mercurio, el también diputado hace una comparación con lo ocurrido con la derecha trasandina y lo que está ocurriendo en Chile, indicando que “luego de largos años de un proyecto de izquierda estatista, basado en el culto a la personalidad presidencial, Argentina optó en 2015 por un cambio llevando a la centroderecha a la Casa Rosada”.

En esa misma línea, el legislador señala que las elecciones legislativas en Argentina, celebradas hace una semana, “parecen ratificar que efectivamente se trata de un realineamiento no meramente coyuntural en las actitudes y preferencias políticas en Argentina”.

“La principal conclusión que podernos sacar aquí es que la centroderecha argentina derrota a una izquierda fragmentada y dispersa en torno a caudillismos de diversa índole. Y es que si bien no alcanza la mayoría absoluta en la asamblea, el Presidente argentino cuenta con un renovado mandato para gestar acuerdos nacionales, que le permitan implementar los ejes de su programa y empezar la recuperación del vecino país”, menciona.

A su vez, Monckeberg precisa en torno a la derecha chilena que “ha realizado un esfuerzo inédito de convergencia y unidad para derrotar a la izquierda. Tal como Cambiemos en Argentina, Chile Vamos ha superado el canibalismo político típico e histórico de nuestros partidos y ha avanzado en niveles de unidad inéditos para nuestro sector”.

Y agrega que “de acuerdo con los estudios electorales que hemos realizado, estamos ad portas de ganar la presidencial y de una mayoría en la Cámara de Diputados. La izquierda chilena, al igual que en Argentina, se fragmentó en un mosaico de fuerzas y movimientos como no se había visto desde el retorno a la democracia. A esto hay que sumar una gestión gubernamental que, de acuerdo con todos los indicadores convencionales, es la peor desde el regreso a la democracia”.

Ante la unidad que a su juicio presenta la derecha, el timonel de RN llama a cuidarlos porque es “nuestro principal activo. Cuidarlo y transformarlo en un protagonista del cambio político que requiere el país es nuestro deber. No debemos bajar la guardia, porque la izquierda apelará a la polarización en la última fase de campaña y además porque en Chile no tenemos elecciones intermedias por lo que requerimos obtener ahora la mayoría más alta posible en la legislatura”.

Además, Monckeberg también analiza que en América Latina está ocurriendo un cambio hacia la derecha con un “modelo de desarrollo basado en la libertad y la economía social de mercado que Chile implementó hace décadas y que permitió un proceso de modernización inédito. Dicho escenario se truncó en 2014 con la llegada de la izquierda al poder. Hoy es tiempo de volver a ponernos en sintonía y liderar la región hacia una ruta de mayor bienestar y progreso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí