Como una “situación gravísima” y que “debe ser investigada” calificaron los diputados de Renovación Nacional Nicolás Monckeberg y Gonzalo Fuenzalida las nuevas adjudicaciones de proyectos del Ministerio de Obras Públicas por parte de Zañartu Ingenieros Consultores, la misma empresa sancionada por los errores presentados en la construcción del puente Cau Cau, en medio del conflicto judicial que mantienen con el titular de esa cartera, el DC Alberto Undurraga.  

Por esto, el diputado Monckeberg adelantó que “en los próximos días vamos a pedir en la Cámara de Diputados una comisión investigadora que recabe todos los antecedentes, correos electrónicos, documentos, reuniones, acciones y agendas que ha desarrollado el ministro Alberto Undurraga (…) Se han dado a conocer antecedentes que, en nuestra opinión son suficientes para acreditar que el mismo ministro que acusó a una determinada empresa de ser la responsable  de las fallas del puente Cau Cau, hoy día esté adjudicándole otras obras en circunstancias en que en el tiempo intermedio se produjo una transacción en que retiran las querellas en forma recíproca”.

Por esto, respecto a la decisión de la Fiscalía de oponerse al sobreseimiento de Undurraga en la acusación en su contra por prevaricación en este caso, el parlamentario señaló que “la Fiscalía hace bien en insistir en la investigación, porque un ministro que decide de la noche a la mañana retirar una querella a cambio de que retiren una querella en su contra, definitivamente no está velando por los intereses del Estado, de Chile y del gobierno, sino que está velando por los intereses personales”.

Por su parte, el vicepresidente de RN, diputado Gonzalo Fuenzalida, afirmó que “creemos que aquí algo huele mal. Cuando una empresa ha sido sancionada por no detectar los errores para lo cual fue contratada en el puente Cau Cau, que fue sancionada 12 meses sin participar en ningún tipo de licitación pública, se vencen esos doce meses y ya tiene 37 licitaciones adjudicadas, ¡37! Que superan los 7 mil millones de pesos (…) La verdad, ¿qué hizo la empresa cuando fue sancionada? Demandó al ministro por prevaricación administrativa y resulta que ahora llegó a un acuerdo con el ministro… ¿Raro, no? Raro”.

Por esto, Fuenzalida insistió en que “requerimos explicación del ministro acerca de cómo se están haciendo las cosas en el Ministerio de Obras Públicas, por qué esta empresa Zañartu tiene tanto poder, qué hay detrás de esto y por eso vamos a promover esta comisión investigadora, porque nos parece totalmente sospechoso lo que está ocurriendo entre Zañartu y esta concomitancia o extraña relación que hay con el Ministerio de Obras Públicas”.

Contraloría e intervencionismo.

No es la única acción que emprenderán en RN contra ministros del gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, pues en los próximos días los diputados Monckeberg y Fuenzalida le pedirán nuevamente a la Contraloría que intervenga ante eventuales acciones de intervencionismo electoral por parte del Ejecutivo.

Según Monckeberg, “el gobierno está dando demostraciones evidentes de que está desesperado. En lo últimos quince días han sido once los ministros que han hablado contra Sebastián Piñera y contra el programa de gobierno, habitualmente con mentiras o con ataques políticos, entrando derechamente en ilegalidad o intervencionismo electoral”.

Según el parlamentario, las críticas del ministro Undurraga al programa de Sebastián Piñera es un ejemplo más de intervencionismo y que el secretario de Estado, “además está mintiendo cuando señala la ruta entre Cabrero y Concepción porque esa obra hoy día está entregada provisoriamente, precisamente porque el ministro quiso que rápidamente se inaugure y las comunidades no pueden ingresar a la carretera. El presupuesto de este año tiene asignado cuarenta millones de dólares para terminar esa carretera, que el ministro hoy día la utiliza políticamente”.

En ese sentido, apuntó que “le hemos pedido y le vamos a pedir a la Contraloría General de la República que haga cumplir la ley, porque hay ordenanzas e instructivos clarísimos que los ministros no pueden interferir en campañas políticas, que los Intendentes no pueden adecuar sus agendas para visitar únicamente las comunas donde tienen candidatos débiles y quieren fortalecerlos y vamos a pedir que se apliquen las sanciones una vez que se ratifiquen estos antecedentes”.

“Pero hoy día no es posible que los ministros de este gobierno se han transformado en los voceros del candidato Guillier, que es el único candidato que no tiene programa. Creo que si los ministros tienen algo de tiempo libre, mejor que lo dediquen a escribirle el programa a Alejandro Guillier en vez de defender lo indefendible”, remató Monckeberg.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí