Desde hoy el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos podrá satisfacer las necesidades de personas en situación de discapacidad, gracias a los proyectos, “Un Museo Inclusivo y Accesible”, desarrollado por la línea de Inclusión y Accesibilidad del Museo, y “Un Museo para todas las Memorias”, de la Universidad de Santiago, USACH, a través de la aplicación de Lazarillo móvil, ambas iniciativas financiadas por el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).

La inauguración fue encabezada por el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza Gómez, y contó con la presencia del Director Ejecutivo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Francisco J. Estévez Valencia, y el Director Nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, Daniel Concha Gamboa.

Para el Ministro Barraza “El que este museo se convierta en un museo inclusivo, no solo en accesibilidad universal, sino también en como la persona se acerca a la memoria tiene una trascendencia muy potente. Por ello felicito la iniciativa ya que tiene que ver con la dignidad de las personas y eso no tiene precio.”

Así el Museo de la Memoria se une a otras experiencias de museos inclusivos en Chile, como el Museo de Artes Visuales, MAVI, y el Museo de la Araucanía, al contar con tecnología especial para la visita de público con discapacidad auditiva y visual.

Los proyectos que permitieron lograr este avance del Museo, también fueron ejecutados en conjunto con los propios usuarios y expertos en el tema, como el Colegio de Ciegos Santa Lucía, La Cisterna, la Escuela de Sordos Santiago Apóstol, Quinta Normal, el Departamento de Educación Diferencial de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE, la Fundación A Mover las Manos, AMOMA; y las empresas BAU Accesibilidad Universal, Chile Accesible, Socodren.

Por ello Francisco Estévez señaló la importancia que tiene para el museo este avance ya que “la memoria es un derecho para todos y todas y hoy estamos respondiendo al derecho de las personas en situación de discapacidad a su acceso a la educación y la cultura, como así también con otras audiencias como lo son los niños y adultos mayores. Porque un lugar inclusivo, debe ser entendido como un espacio que puede ser visitado por todos y todas, independientemente de su edad, sexo, capacidad o contextos socio culturales”.

En el caso del proyecto de la USACH, se trabajó con innovación tecnológica de punta, a través de la aplicación LazarilloApp, que entrega información del entorno de forma audible y visual, y que por primera vez funciona en espacios cerrados.

Este sistema permite que las personas en situación de discapacidad visual, discapacidad auditiva o cualquier visitante que requiera información, pueda recibirla a través de la aplicación gratuita para smartphones LazarilloApp, disponible en Google Play y App Store. La App, desarrollada en Chile, que guía a las personas en sus recorridos por la ciudad, cuenta con más de 7 mil usuarios activos en más de 14 países y dentro del museo determina la posición del visitante y le entrega información de su entorno o instrucciones para desplazarse en un recorrido guiado, recibiendo información de cada punto de interés con audiodescripción y videos con lengua de señas. El sistema puede ser utilizado por los visitantes en su propio smartphone o a través de Ipads disponibles de manera gratuita en el lugar.

Para el director Nacional del SENADIS, Daniel Concha, “el acceso a entornos, servicios e información, es un derecho que debemos garantizar para todos y todas, por lo que valoramos la postulación al Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos por parte del Museo de la Memoria, como parte de una política integral, y da cuenta de un compromiso ético y social con las personas con discapacidad”.

Detalle de “Un museo con accesibilidad Universidad”

Infraestructura: Accesibilidad al desplazamiento externo e interno del museo; instalación de huellas podo táctiles externas e internas, adquisición silla de ruedas, readecuación en baños preferenciales, instalación de señaléticas en ascensores, estacionamientos y baños para PeSD, disposición de módulo para PeSD en el Centro de documentación CEDOC, instalación Placa de DDHH en Braille.

Transferencia de información museográfica: Accesibilidad a la información; trazado de ruta accesible para la exposición permanente del Museo, utilización de audios descriptivos, dispositivos y plataformas tecnológicas (dispositivos beacons, sistema Lazarillo móvil, Ipads, Smartphone), incorporación de lengua de señas y subtítulos en videos, utilización del lenguaje braille en cédulas, manipulación de objetos 3D, incorporación de medidas de accesibilidad virtual en el sitio web.

Difusión: Para involucrar a toda la comunidad en su implementación y participación en diversas actividades se programaron presentaciones artísticas con la participación de personas en situación de discapacidad, intérpretes en lengua de señas, realización de videos de difusión y talleres, difusión de actividades e hitos en web y redes sociales.

MUSEO INCLUSIVO. DANIEL BARAHONA (3)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí