La Corte de Apelaciones de Rancagua decidió este martes acoger la solicitud de sobreseimiento del hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, en el marco del caso Caval.

Durante esta mañana, Dávalos llegó al tribunal junto a su abogado y su esposa, Natalia Compagnon, quien es otro de los involucrados en la causa y era indagado por delitos de negociación incompatible, tráfico de influencias y violación de secreto.

La defensa del hijo de la mandataria argumentó, durante los alegatos, que después de tres años de investigación no había sido formalizado por los delitos de tráfico de influencia, lavado, revelación de secreto, uso de información privilegiada y negociación incompatible por las labores que prestaba para Caval mientras era funcionario de la Dirección Económica de la Cancillería (Direcon).

A la salida, Dávalos leyó una declaración sin recibir preguntas de los periodistas, indicando que “el caso Caval dejó hace mucho de ser un caso penal, es a todos casos un caso político, donde se nos ha enjuiciado a mí y a mí familia sin existir un juicio alguno“.

Además, disparó fuerte contra la fiscalía, precisando que “la Fiscalía es corrupta, transformó un caso judicial en un caso político“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí