Una propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Municipalidades para instaurar en la elección de alcaldes, la posibilidad de que exista una segunda vuelta en el caso que ninguno de los postulantes alcance el 40% del respaldo popular, presentaron los senadores Isabel Allende, Pedro Araya y Alejandro Guillier. Lo que claramente significará mayor costo electoral y la molestia para un electorado cada vez más alejado de la política.

Esta iniciativa recoge el espíritu establecido en la nueva elección de gobernadores regionales, en la cual existirá una elección a dos vueltas en las mismas condiciones que la propuesta por los legisladores para los alcaldes. Cabe recordar que la primera elección de gobernadores se llevará a cabo dentro de dos años, en el 2020, las cuales se realizarán el mismo día de las elecciones municipales.

Frente a esto, la senadora Allende expresó que “queremos aprovechar la elección de gobernadores, para proponer que en la elección edilicia se otorgue una mayor legitimidad democrática a dicha autoridad comunal, asegurando que el candidato electo tenga, por lo menos, un respaldo mínimo de un cuarenta por ciento de los vecinos de su comuna”.

Según la moción, gracias a este tipo de elección, la primera vuelta municipal será un espacio donde se privilegiará el “voto sincero” de los ciudadanos, frente al “voto útil”, lo que quiere decir, en términos simples, que los electores tendrán la capacidad de votar en primera vuelta por el candidato que represente de mejor manera sus aspiraciones para su comuna, no cayendo en la obligación de votar por un candidato sólo para evitar que salga otro, como puede ocurrir hoy en el sistema actual que es de mayoría simple, donde un alcalde puede salir electo con un bajo porcentaje.

Además, el texto plantea restringir la reelección de alcaldes a sólo dos, idea que también es recogida de la elección de gobernadores regionales que establece la posibilidad de sólo una reelección.

“Cabe mencionar que la propuesta se enmarca dentro de diversas iniciativas que pretendo impulsar que permiten mejorar la democracia, como la propuesta de establecer una acción positiva de género en las elecciones municipales que presenté en diciembre pasado”, declaró la senadora Allende.

El “brillante” Proyecto

La iniciativa plantea que “será elegido alcalde el candidato que hubiere obtenido la mayoría de los sufragios válidamente emitidos y siempre que dicha mayoría sea equivalente, al menos, al cuarenta por ciento de los votos válidamente emitidos. Para estos efectos, los votos en blanco y nulos se considerarán como no emitidos.

Si ninguno de los candidatos a alcalde hubiere obtenido la mayoría señalada en el inciso anterior, se procederá a una segunda votación que se circunscribirá a los candidatos que hayan obtenido las dos más altas mayorías relativas y en ella resultará electo aquél de los candidatos que obtenga el mayor número de sufragios. Esta elección se verificará el cuarto domingo después de efectuada la primera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí