Con 23 votos a favor, seis en contra y una abstención, la Sala aprobó el informe de la Comisión Mixta que buscaba resolver las divergencias acerca del proyecto que modifica la ley que crea la empresa Televisión Nacional de Chile (TVN) y con ello la inyección del “salvavidas” de US$ 65 millones para la estación estatal que ha sido objeto de duros cuestionamientos por su mala gestión y por altísimos sueldos que se pagan a los denominados “rostros”.

Este texto ya había sido respaldado por la Sala de la Cámara Baja, por lo que, con el respaldo de los senadores, la iniciativa se encuentra en condiciones de convertirse en ley.


Durante la discusión, algunos legisladores apuntaron a la urgente necesidad de entregar fondos al canal nacional considerando la grave crisis económica que enfrenta; mientras que otros supeditaron esta capitalización a la presentación de un plan de negocios por parte del directorio de TVN.

El senador PS, Alfonso de Urresti señaló: “Quiero destacar que la Presidenta está cumpliendo el compromiso de fortalecer este canal. Acá hay dos visiones ideológicas: un sector no quiere una televisión pública y piensa que el avisaje debe regular el negocio televisivo; y otro bloque que queremos capitalizar el canal y potenciar su rol público. Es fácil renunciar al directorio cuando se está votando un proyecto tan importante como este”.

En tanto el senador RN, Manuel José Ossndón fundamentó su voto a favor diciendo: “Voy a votar a favor pero hay que decir que se requiere un protocolo y compromiso real. Los responsables de la quiebra del canal serán las autoridades de este gobierno, no del próximo. Queremos ser capaces de difundir nuestra cultura por una señal nacional. Quiero desmentir lo que se ha dicho de que existe una movida de la derecha por la salida de los directores”.

Por su parte el ex candidato presidencial y senador Alejandro Guillier, manifestó dudas pero igual votó a favor: “Todos soñamos con una televisión pública, pero TVN está lejos de eso. Este proyecto es insuficiente porque se queda en intenciones. Extrañamos un proyecto y una gestión adecuada. Se requiere un modelo de negocios serio. En unos meses más estaremos discutiendo cambios a esta ley. Estoy lleno de aprehensiones pero a pesar de eso, votaré a favor pensando en el sueño de televisión pública”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí