Piñera golpea la mesa tras cierre de alegatos en La Haya: “No existen temas limítrofes pendientes entre Chile y Bolivia”

0
253

El Presidente Sebastián Piñera golpeó fuerte la mesa tras los alegatos finales en la Corte Internacional de La Haya, indicando que tras la firma del tratado de 1904 entre Chile y Bolivia “no existen temas limítrofes pendientes”.

En un punto de prensa tras la finalización de la jornada de la réplica chilena a la postura boliviana, el mandatario destacó y valoró el trabajo de la delegación chilena que estuvo en los alegatos en el tribunal internacional por la “claridad y defensa de la posición chilena que se ha basado en los hechos, en la verdad histórica, en el derecho internacional y en el tratado de 1904”.

Bajo este argumento, el jefe de Estado recordó que Chile ganó la Guerra del Pacífico “en buena lid, gracias al sacrificio, el coraje y el heroísmo de los soldados y el pueblo chileno. Esa guerra no fue provocada por Chile como permanentemente quiere hacer creer Bolivia, sino que por la violación de parte del gobierno boliviano del tratado de límites que se había celebrado en el año 1874”.

En ese sentido, Piñera le mandó un recado a La Paz, señalando que “esa gesta histórica nos llena de orgullo y no permitiremos que Bolivia intente distorsionar la historia”.

En 1904, Chile y Bolivia firmaron un tratado de paz y amistad que fijó en forma clara y a perpetuidad los límites entre ambas naciones. Ese tratado fijó también los derechos y obligaciones de ambos países y le otorgó a Bolivia un acceso amplio y a perpetuidad al océano Pacífico a través de los puertos chilenos”, explicó.

Mencionó que dicho tratado fue celebrado y firmado por ambas naciones, por lo que demandó cumplirlo a cabalidad por La Paz.

En consecuencia, no existen temas limítrofes pendientes entre ambos Estados y en este juicio, ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, no está en juego ni el territorio, ni el mar, ni la integridad física, ni la soberanía de nuestro país”, aclaró.

El mandatario dijo que la demanda boliviana se basa solo en “argumentos aspiracionales de ese país y a partir de ellos intenta construir una supuesta obligación de negociación por parte de Chile que no existe y no tiene sustento jurídico alguno. Bolivia debe aprender a no confundir aspiraciones con derechos y mucho menos pretender que sus aspiraciones generen obligaciones para nuestro país”.

 

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí