En conversación con Infogate, el senador Pugh acusó al Presidente boliviano, Evo Morales, de intentar romper una relación de años con el pueblo chileno en pos de una demanda que no tiene fundamentos.

Con Las Últimas Noticias en mano – que le dedicó una página completa a su “súper clase” en el matinal Bienvenidos – el senador y panelista estable de nuestro programa “Las Cartas Sobre la Mesa”, Kenneth Pugh, aludió a nombres como el del ex gobernador Ambrosio O’Higgins y el ex Presidente Manuel Bulnes como quienes definieron hasta dónde llegaba Chile, por lo que sentenció que la demanda boliviana es totalmente inverosímil.

¿Cuándo se definió el territorio chileno?

  • El Gobernador de Chile Ambrosio O’Higgins (1788 – 1796) al asumir como Virrey del Peru da cuenta en el acta de asunción, que el límite con el Reino de Chile es el Rio Loa.. Este antecedente hay que tenerlo en cuenta, ya que fue la Corona y Dios los que nos entregaron el territorio.

¿Y la latitud 23 norte?

  • En 1842 fue el Presidente Manuel Bulnes quien delimitó que nuestro país llegaba hasta la latitud 23 norte. Esto por exploraciones de la marina en búsqueda de uno de los principales recursos en esos momentos para nuestro país, el Guano. Esto queda declarado por ley, surgiendo los primeros reclamos bolivianos.

¿Y a qué alude Bolivia con estos conflictos territoriales?

  • Los conflictos con Bolivia iniciaron en el momento en que se instaló, por parte del país altiplánico, un enclave en Cobija. Este les permitía tener cierta presencia con un puerto al norte de Mejillones. Sin embargo ya estaba todo delimitado de antes.

¿Faltó claridad al trazar los límites?

  • Era muy difícil determinar fronteras claras por lo inhóspito de los terrenos. Estamos hablando del desierto más caluroso y árido del mundo como es el de Atacama. Trazar una línea en esa época era prácticamente imposible.

¿Sus predicciones sobre la decisión de la Corte Internacional de la Haya?

  • Bolivia nos obliga a sentarnos a negociar cesión territorial. El pueblo y gobierno de Chile no lo acepta. El tratado de 1904 es el que garantiza la paz y amistad de ambos países, dando enormes concesiones a Bolivia para el uso de nuestros puertos. Esto ya se discutió hace más de 114 años y no corresponde siquiera pedir este tipo de acciones por parte del país altiplánico. Nuestro gobierno ha sido claro y esperamos que la corte falle en derecho, tal como lo dijo el propio Presidente Piñera ‘no existen temas limítrofes pendientes entre ambos Estados y en este juicio, ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, no está en juego ni el territorio, ni el mar, ni la integridad física, ni la soberanía de nuestro país'”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí