Presidente del TC se defiende de críticas: “El tribunal no es ni contramayoritario ni promayoritario”

0
281

El presidente del Tribunal Constitucional, Iván Aróstica, salió a defender al organismo de las críticas y cuestionamientos tras el fallo que permitió que controladores con fines de lucro pudiesen estar presentes en las universidades, afirmando que esta instancia no es ni “contramayoritaria” ni “promayoritario”.

En entrevista con El Mercurio, Aróstica explica que la polémica ocurrida en la semana con el fallo por el lucro “no es nuevo. Es nuevo en Chile, pero a nivel internaciones es un tema recurrente que todos los tribunales constitucionales, o los equivalente, tiene que estar prestos a sufrir ese tipo de críticas”.

Porque el poder que se les entrega a estos órganos es declarar que una ley, o un proyecto de ley, es nada menos que contrario a la Constitución. Entonces, uno tiene que estar consciente de que es posible que se genere el disgusto de los parlamentarios”, señala.

En cuanto a los cuestionamientos de que se trata de un órgano que va contra las mayorías, el timonel del TC afirma que “el Tribunal Constitucional no es ni contramayoritario ni promayoritario. Nosotros lo que vemos es su la sustancia o lo material está conforme con la Constitución. No es un parámetro muy adecuado, más allá de ser una expresión, es de contramayoritario. Nosotros estamos en otro plano: en el resguardo de la Constitución y el Estado de Derecho”.

Además, menciona que “lo de la “tercera cámara” es parte de una percepción que tienen los críticos de que el Tribunal Constitucional es una extensión del Congreso y que, por lo tanto, nosotros debiéramos ver solo revisiones formales, situaciones que pecan en lo absurdo”.

Yo estoy acá desde el 2010, no he visto una discusión que reproduzca el mismo debate que se produjo en el Legislativo: cuáles son los votos, qué le parece conveniente o inconveniente a determinado sector, cuál es el modelo de universidad que nos parece a nosotros. No son las razones que se dan en una sentencia”, afirma.

Ante las amenazas de parlamentarios de presentar una propuesta para reformar las atribuciones del TC, Aróstica precisa que “los mismos congresistas entienden que esas leyes tienen que pasar por el TC, porque lo han acordado así. Debieran calibrar bien antes de eliminar el control preventivo, y no reaccionar por sentencias que no concuerdan con sus pareceres. El control preventivo evita muchos males”.

Consultado respecto a que el TC sea más político que jurídico, el timonel del organismo menciona que “se trata de lograr un equilibrio. No son un mal maridaje las dos cosas, no es una combinación defectuosa. La Constitución es norma y es política, entonces esa combinación de dos es muy conveniente”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí