El senador Kenneth Pugh, destinó dos días de la Semana Distrital para visitar Isla de Pascua y con preocupación, pudo constatar en terreno que la entrada en vigencia en tres meses más de la nueva ley 21.070 que regula la estadía y residencia en la Isla, puede afectar seriamente al sector industrial más importante para la economía local, que es el turismo, debido a lo complejo de su materialización.

“Se debe dictar un Reglamento y se deben coordinar múltiples instancias, como reservas de hospedaje, reserva de pasaje aéreo con regreso y los trámites de control dispuestos por la gobernación, que deberán ser controlados por la PDI antes del embarque de los pasajeros. Falta crear un sistema de control y realizar el catastro de los actuales residentes no Rapanui. Se debe además hacer una difusión nacional de estas medidas y también generar un instructivo que indique los principales datos que debe manejar quien va a visitar Pascua y estamos contra el tiempo ya que esta norma debe entrar vigencia este año, el próximo 1 de agosto ”, señaló el parlamentario.

Pugh explicó además que este problema detectado en terreno en Rapa Nui dice relación con un problema mayor que fue objeto de uno de los ejes de su campaña: la falta de seguimiento de la calidad de la función legislativa en su parte más relevante que es su efecto en la sociedad.

“No se puede medir la calidad de la función legislativa por la cantidad de proyectos o indicaciones que un legislador presente. Se tiene que medir la calidad de las leyes por el impacto que tenga en la calidad de vida de la sociedad a la que sirve.” Señaló el Senador. Manifestó su preocupación pues ahora se debe trabajar contra reloj para ver cómo se va a implementar esta norma a la que le falta un reglamento claro, con procedimientos lógicos. Se corre el riesgo de la ley sea un fracaso en su implementación y podría transformarse, en vez de una solución, en un grave problema para el principal y casi único ingreso para la isla como es el turismo.” El senador manifestó su profunda preocupación por la situación del dengue en la isla, comprometiendo su esfuerzo para lograr la más pronta erradicación y control de esta enfermedad que afecta la imagen internacional de uno de los íconos del turismo mundial.

El senador Pugh, desarrolló una intensa agenda de trabajo y reuniones con la gobernadora de la Isla, Tarita Alarcón Rapu, con el alcalde Pedro Edmunds y el Presidente del Consejo de Ancianos de Rapanui.


Además sostuvo reuniones de trabajo con la Codeipa, con el presidente de la comunidad Rapanui que administra el Parque Nacional, con la empresa de luz y generación de agua con que cuenta la isla, además se reunió con el personal del ministerio de Obras Públicas y visitó el vivero de Conaf en Isla donde se está recuperando, de manera inédita, el Toromiro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí