Los profesores del Liceo Amunategui calificaron la medida del alcalde Felipe Alessandri, de suspender las clases de lo que queda del año, como “drástica”, “radical” y “autoritaria”, determinación que consideran pasó a llevar la “formación docente y calidad humana” de los educadores.

El edil de Santiago decidió cerrar el establecimiento por el estado en el que quedó, después del incendio ocurrido en la madrugada del sábado durante una toma de parte de los estudiantes. Los más de 700 alumnos serán reubicados en otros liceos a partir del segundo semestre.

Luego del anuncio de Alessandri, los docentes se vieron sorprendidos por la medida, ya que consideran que “fuimos pasados a llevar de la peor forma posible”.

Además, reclaman que se enteraron de la situación a través de la prensa, añadiendo que han estado “ajenos a información formal y concisa respecto a los hechos suscitados (…) ante cualquier determinación tomada, consideramos que lo mínimo que debió haberse hecho era informarnos a nosotros y esperar una propuesta ante las posibilidades de solución que podemos proponer, sin embargo, la determinación fue drástica, categórica, radical y autoritaria, pasando a llevar nuestra formación docente y calidad humana“.

Los profesores, de acuerdo a lo que consigna Emol, también consideran la determinación como “inoportuna y sólo favorece al municipio y sus recursos”.

Lo anterior en referencia al que aparecer con matrícula cero “será más que justificable su aislamiento de los planes municipales que incluyen asuntos económicos“.

También explican que los estudiantes no son “objetos que puedan ser cambiados de lugar sin tener derecho a una opinión o postura frente a ello”.

Los educadores finalizan su declaración, indicando que tienen “un profundo aprecio por nuestra comunidad y tristemente vemos que se está intencionando a una desaparición de ella y lucharemos con lo que tengamos a nuestro alcance para que eso no suceda“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí